¿Quiere que el español sea el idioma predeterminado para este sitio?
2010-10-07

Uruguay apuesta a la industria del software

Por María Eugenia Guzmán para Infosurhoy.com – 07/10/2010

El sector está compuesto por más de 300 firmas que venden productos y servicios a 55 mercados internacionales.

TAMAÑO DEL TEXTO
La Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) cuenta con un instrumento de apoyo para jóvenes emprendedores menores de 35 años que tengan una idea innovadora y quieran abrir su propia empresa. Estos proyectos reciben una financiación de hasta U$S20.000. (María Eugenia Guzmán para Infosurhoy.com)

La Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) cuenta con un instrumento de apoyo para jóvenes emprendedores menores de 35 años que tengan una idea innovadora y quieran abrir su propia empresa. Estos proyectos reciben una financiación de hasta U$S20.000. (María Eugenia Guzmán para Infosurhoy.com)

MONTEVIDEO, Uruguay – Las exportaciones de software en Uruguay entre 1989 y 2005 sumaron US$104 millones.

Pero en los siguientes tres años se duplicaron y llegaron a los US$219 millones en 2008.

Actualmente, el sector del software está formado por 350 firmas que producen y venden productos y servicios a 55 mercados internacionales, con una producción total cercana a US$500 millones, según cifras de la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (CUTI).

Entre esos mercados aparecen países latinoamericanos, pero también Estados Unidos, Canadá, España, Alemania, Israel, Sudáfrica, Israel y Filipinas.

A pesar de que algunas firmas de software aparecieron durante los años setenta, el sector realmente emergió en la segunda mitad de la década de los ochenta.

Durante esa época empezaron a llegar las computadoras al país y provocaron la demanda de programas y servicios relacionados con las tecnologías de la información, dando lugar al nacimiento de una nueva generación de emprendedores.

El decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República (Udelar), Héctor Cancela, señaló que las principales causas que llevaron al desarrollo de la industria del software en Uruguay fueron la aparición temprana de la informática en el país, incluyendo la creación de carreras de grado en la universidad y de cursos técnicos en otras instituciones de enseñanza.

Además, Cancela agregó que la existencia de una cultura que apoyaba a la pequeña empresa, la valoración histórica de la enseñanza y la aplicación del conocimiento como una herramienta para el ascenso social, junto a la internacionalización que se dio a partir de los años noventa también fueron claves para el fortalecimiento de este sector.

La competitividad que ha logrado Uruguay en esta área se debe a la buena calidad de profesionales y técnicos, la estabilidad social y económica que permite mantener costos moderados, la existencia de una comunidad académica pujante en el área y el apoyo del Estado, dijo Cancela.

Sin embargo, el catedrático enfatizó que la industria debe renovarse de manera continua.

“Si no se logra un crecimiento sostenido, en muy poco tiempo el sector puede quedar relegado y perder el excelente posicionamiento actual”, dijo. “Esto implica la incorporación de más recursos humanos y la diversificación de perfiles, de manera de cubrir tanto aspectos informáticos como técnicos en otras áreas (legales, comerciales, comunicacionales), y por supuesto empresariales”.

El apoyo del gobierno ha sido clave para el crecimiento del sector

El director del Instituto de Computación de la Facultad de Ingeniería, Franco Robledo, dijo que industria del software ha tenido un gran empuje en Uruguay gracias a las fuertes exoneraciones fiscales y a los bajos costos en comparación con otros países.

“Cada vez más desde órbitas gubernamentales se le presta mayor atención a la exportación de software y a la generación de empresas desarrolladoras de software y soluciones de calidad que se venden al exterior”, dijo.

Robledo dijo que actualmente la industria precisa más personas con un perfil profesional intermedio, como analistas, programadores y técnicos en hardware, un mayor ancho de banda, más coordinación entre proveedores locales y trabajadores que tengan dominio del idioma inglés.

En 2004 la Facultad de Ingeniería y la CUTI instalaron un centro de testeo de software con la ayuda de fondos de la Unión Europea. Desde ese año el Centro de Ensayos de Software (CES) ha llevado a cabo cerca de 100 proyectos de testeo, de los cuales 13 fueron desarrollados con empresas y universidades de Argentina, Chile, España y Estados Unidos.

Asimismo, la Fundación Julio Ricaldoni, la cual tiene como misión fortalecer la vinculación de la Facultad de Ingeniería con el sistema productivo, impulsa el programa “Emprendedores Dinámicos”, que lleva elegidos 23 proyectos, muchos de los cuales ya están en el mercado.

El apoyo brindado a los emprendedores seleccionados incluye capacitación, designación de un tutor y un subsidio de hasta U$S 2.500 para el desarrollo de su prototipo o ensayo.

Controlar las luces y el agua de una casa mediante comandos de voz y monitorear el ganado en tiempo real mediante redes de sensores inalámbricos son algunos de los proyectos desarrollados.

En 2006, durante el primer gobierno del Frente Amplio, fue creada la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), con el fin de promover la articulación y coordinación de los actores públicos y privados involucrados en la creación y utilización de conocimientos.

Sara Goldberg, gerente del Área de Operaciones de la ANII, dijo que desde abril de 2008 a julio de 2010 la institución aprobó 176 proyectos con una inversión cercana a los U$S16 millones, de los cuales US$4 millones fueron directamente a la industria del software.

La ANII fomenta la creatividad de jóvenes emprendedores

La ANII cuenta con un instrumento de apoyo para jóvenes emprendedores menores de 35 años que tengan una idea innovadora y quieran abrir su propia empresa. Estos proyectos reciben una financiación de hasta U$S20.000.

Goldberg señaló que 67% de los proyectos de emprendedores están relacionados con las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

Por su parte, la gerente general de la CUTI, Irene González, manifestó que la industria del software en Uruguay ha tenido un impacto notorio en otros sectores de la producción.

“En la actualidad la industria [del software] posee soluciones muy potentes que optimizan los procesos de pesca, empresas dedicadas a la generación de aplicaciones educativas y lúdicas vinculadas al Plan Ceibal, soluciones enfocadas en turismo, en potenciar los sectores logísticos, en relevar indicadores de productividad en diversas industrias, entre otras”, dijo.

González manifestó que se debe lograr potenciar la integración de las TIC con otras industrias, así como consolidar fuera de América Latina la presencia de las empresas uruguayas dedicadas a este rubro.

“Es el momento de dar definitivamente el salto e incrementar los negocios fuera de la región”, subrayó. “En definitiva, queremos ser líderes en exportaciones directas de TIC, pero también en exportaciones indirectas, posibilitando que otros sectores productivos logren mejores resultados en el exterior gracias a las mejoras de productividad que logran incorporando a las TIC en sus modelos de negocios”.

¿Le gusta este artículo?

1Rating_no

Añadir su comentario

Encuesta
¿Considera al crimen organizado una amenaza a la estabilidad de su país?
Ver resultados