¿Quiere que el español sea el idioma predeterminado para este sitio?
2011-01-06

Brasil se recupera de la histórica falta de inversión en infraestructura

Por Nelza Oliveira para Infosurhoy.com— 06/01/2011

El mayor déficit en infraestructura se registra en autopistas, vías férreas y transporte aéreo.

TAMAÑO DEL TEXTO
Diez de los 20 aeropuertos más grandes de Brasil ya están operando por encima de su capacidad y seis están cerca del límite, según Carlos Campos, coordinador de Infraestructura Económica del Instituto de Investigación Económica Aplicada (IPEA). En el aeropuerto de Guarulhos, en São Paulo, se pudieron observar largas filas de pasajeros el pasado 23 de diciembre. (Fernando Donasci/Reuters)

Diez de los 20 aeropuertos más grandes de Brasil ya están operando por encima de su capacidad y seis están cerca del límite, según Carlos Campos, coordinador de Infraestructura Económica del Instituto de Investigación Económica Aplicada (IPEA). En el aeropuerto de Guarulhos, en São Paulo, se pudieron observar largas filas de pasajeros el pasado 23 de diciembre. (Fernando Donasci/Reuters)

RIO DE JANEIRO, Brasil – Al menos veinte años sin inversión en infraestrucura.

Caminos dañados.

Puertos con la misma dimensión que tenían en la década de 1980.

Menos kilómetros de vías férreas en 2010 que en la década de 1960.

Ésta es la condición de Brasil, declaró Carlos Campos, coordinador de Infraestructura Económica del Instituto de Investigación Económica Aplicada (IPEA), organismo de la Secretaría de Asuntos Estratégicos de la Presidencia de la República.

El funcionario, junto con su colega Bolívar Pêgo, realizaron el estudio: “Infraestructura Económica en Brasil: diagnóstico y perspectivas para 2025”, presentado en la "Cumbre Inversión en Infrastructura en Brasil", celebrada del 29 de noviembre al 1 de diciembre en Rio de Janeiro.

“Si la economía continúa creciendo cerca del 5% anual, podríamos tener enormes dificultades dentro de tres años para dar flujo a todo el comercio internacional”, añadió Campos.

Mientras el mundo mira hacia Brasil en sus preparativos como sede de la Copa del Mundo 2014 y los Juegos Olímpicos 2016, Campos destacó que los problemas del país se extienden más allá de su capacidad para estar listos para ser sede de dos eventos deportivos internacionales.

“[La Copa del Mundo y los Juegos Olímpicos] son acontecimientos que durarán un mes”, dijo. “Pero los cuellos de botella y las deficiencias, estamos viviendo hoy [con estos problemas].”

El funcionario destacó además que la industria del transporte es el sector que más ha sufrido debido a la falta de inversión pública y privada.

Cerca del 60% de las mercaderías del país son transportadas por autopistas, que necesitan una inversión de más de R$180 mil millones (US$108.430 millones) en construcción y mejoras para poder hacer frente al flujo de tránsito, según el estudio.

Éste indica además que la situación podría haber sido aún peor si el gobierno no hubiera privatizado 858 km de autopistas, que se convirtieron en carreteras con peaje, durante la segunda mitad de la década de 1990.

Desde entonces se han privatizado más de 14.852 km de autopistas, cerca del 9% de los 170.000 km de caminos pavimentados del país. El promedio mundial es del 2%, según la Asociación Brasileña de Transporte de Carga.

Diez de los 20 aeropuertos más grandes exceden su capacidad operativa

El transporte aéreo es otro de los sectores que necesitan ser atendidos, señaló Campos. Diez de los 20 aeropuertos más grandes del país ya operan por encima de su capacidad y otros seis están cerca de su límite.

“El crecimiento económico ha incorporado al sector aéreo a miles de brasileños que no habían usado ese medio de transporte anteriormente”, dijo Ricardo Yogui, uno de los consultores que desarrolló la agenda de la cumbre de Rio. “La solución ideal sería una estructura que pudiera satisfacer esta demanda y no que intente restringirla."

El Programa de Aceleración del Crecimiento (PAC), lanzado en enero de 2007 por el gobierno federal, es la principal estrategia de Brasil para reiniciar la inversión pública y fomentar la inversión privada en infraestructura.

La meta principal del PAC era destinar R$657,400 millones (US$396 mil millones) entre 2007 y 2010.

El gobierno pudo alcanzar el 94,1% de esa meta y realizó inversiones por R$619 mil millones (US$373 mil millones) hasta el 31 de diciembre pasado, según el último informe del PAC, publicado el 9 de diciembre.

El gobierno anunció además que ha concluido trabajos en 6.377 km de autopistas y 909 km de carreteras, pero la cifra no se acercó a la proyección oficial del año 2007 de reparar 45.000 km de caminos y 2.518 km de vías férreas para fines de 2010.

El PAC también incluye la extensión y mejora de la capacidad de 12 puertos y 20 aeropuertos. En ocho aeropuertos, los proyectos aún están en etapa de planeación. Pero en los estados considerados de vital importancia para el tráfico aéreo de Brasil, como São Paulo y Rio de Janeiro, las tareas ya están en marcha.

“En cuanto a la cuestión aérea, aún no existen normas para que el sector privado participe [en las inversiones]", expresó Campos. "Hay una presión muy grande y parece que el gobierno se encamina a abrir el capital de Infraero [la compañía estatal vinculada al Ministerio de Defensa, responsable de la administración de los aeropuertos brasileños] para obtener recursos financieros en el mercado privado.”

Para asegurar la continuidad del PAC durante los próximos años, el gobierno lanzó el programa PAC2 en marzo pasado. Las inversiones podrían llegar a R$958.900 millones (US$577.650 millones) para 2014, con R$631.600 millones (US$380.500 millones) que serán asignados a comienzos de 2015.

“Hicimos algo que la sociedad brasileña no había visto desde 1975”, declaró el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva durante el lanzamiento oficial del programa PAC1. añadió.

El PAC no es suficiente

“Aún así, el PAC no es suficiente para remediar las deficiencias", expresó Yogui. “Además de los eventos deportivos, tenemos también la exploración de pre-sal [el reciente descubrimiento de reservas de petróleo fuera de las costas, debajo de la capa de sal].”

La inversión privada fue clave para evitar el colapso total en algunos sectores, señaló Campos. En 1997, Brasil privatizó prácticamente todo el sistema ferroviario.

“De 1997 a la fecha, el transporte ferroviario de carga aumentó del 15% al 25%”, añadió el funcionario. "Diez puntos porcentuales es una cifra bastante significativa."

Puertos: otra preocupación

En 2008, el 80% de todo el comercio entre Brasil y el mercado internacional utilizó el sector portuario. Pero los puertos necesitan R$20.460 millones (US$12.320 millones) para cubrir el déficit y mejorar el acceso terrestre.

“La administración de los puertos es pública, pero su operación está principalmente en manos del sector privado, que ha realizado grandes inversiones para modernizar las terminales de pasajeros, a un grado tal que el comercio internacional brasileño se triplicó entre 2003 y 2010", explicó Campos.

El Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) estima que el país necesita inversiones por un total de R$1,6 billones (US$936 mil millones) en el período 2011-1014, cerca de R$600 mil millones (US$361.440 millones) más que la cifra invertida entre 2006 y 2009.

¿Le gusta este artículo?

0

Añadir su comentario

Encuesta
¿Considera al crimen organizado una amenaza a la estabilidad de su país?
Ver resultados