¿Quiere que el español sea el idioma predeterminado para este sitio?
2010-12-30

Chile: El Bicentenario será recordado como año de desafíos

Por Paulina Andrade para Infosurhoy.com—30/12/2010

Terremotos, mineros atrapados y un nuevo gobierno marcaron 12 meses que cambiaron a Chile para siempre.

TAMAÑO DEL TEXTO
El minero Luis Urzúa canta el Himno Nacional chileno con el Presidente
					Sebastián Piñera después de alcanzar la superficie, siendo el último de los 33
					mineros en ser rescatados de la mina San José en Copiapó el 13 de octubre. (Hugo
					Infante/Government of Chile/Handout/Reuters)

El minero Luis Urzúa canta el Himno Nacional chileno con el Presidente Sebastián Piñera después de alcanzar la superficie, siendo el último de los 33 mineros en ser rescatados de la mina San José en Copiapó el 13 de octubre. (Hugo Infante/Government of Chile/Handout/Reuters)

SANTIAGO, Chile – La joven pareja chilena compuesta por Ángelo Pérez, de 21 años y Valeria Acevedo, de 22, coincide en que el 2010 “fue un año demasiado intenso” y, al menos para ellos, lo mejor fue saber que esperan un bebé.

"Gracias a Dios [el bebé] nacerá el 2011”, bromea Acevedo.

“Un terremoto o un tsunami son cosas que hay que vivir y aprender a superar como país”, dijo Pérez.

Acevedo dijo que en el 2010, el año del Bicentenario del país, los chilenos encontraron una forma de unirse ante la adversidad.

“En mi calle había mucha gente que no se conocía", dijo Acevedo, "pero después del terremoto comenzaron a preocuparse unos de los otros. Y eso permanece hasta hoy”.

Uno de los terremotos más intensos de la historia, junto con eventos como la ascención al poder del Presidente Sebastián Piñera luego del exitoso mandato de Michelle Bachelet, el rescate sin precedentes de los 33 mineros y un buen papel en la Copa Mundial de Fútbol dieron al Bicentenario chileno una distinción particular.

El terremoto de magnitud 8.8 y el posterior tsunami que azotó a la costa chilena tuvo su epicentro en la ciudad de Concepción, en la VII Región.

Rolando Silva, de 51 años y empleado de una caja de compensación, atribuye el terremoto y tsunami del 27 de febrero a “la mala fortuna".

“Uno se ha hecho la idea de que Chile es un país de catástrofes, aunque reconozco que el 27F fue muy impactante, más aún porque los chilenos de otras zonas pudimos seguir en directo todo lo que ocurrió en el sur”, dijo Silva.

El año 2010 funcionó para Chile a modo de “curso rápido de cómo enfrentar tragedias de diverso tipo", dijo Marcelo Cerda, de 25 años, guía de los Boy Scouts en Santiago.

"Tal vez como nunca antes en nuestra historia, esta seguidilla de hechos nos dio la oportunidad de revisarnos a nosotros mismos en muchos aspectos en los que tal vez había carencias y para recomponernos como país”, dijo Cerda.

Analistas concuerdan.

“Este 2010 puede estudiarse como un fenómeno muy complejo, imposible de abordar desde una sola perspectiva", dijo Eduardo Santa Cruz, analista en comunicación y cultura de la Universidad de Chile en Santiago. "Las celebraciones para el Bicentenario, algunas programadas desde el 2000, iban a representar el despegue definitivo de Chile hacia el desarrollo, y se vieron empañadas por la tragedia. Pero rápidamente eso sirvió para darle al 2010 un sentido épico, que no tenía”.

Para los niños, entender la gama de eventos fue lo más difícil, dijo Macarena Rivas, una maestra de kindergarten de 29 años en Las Condes, un suburbio de Santiago.

“Era claro que todos los niños necesitaban un desahogo [después del terremoto]", dijo Rivas sobre sus pupilos. "Además la mayoría llegó con un nivel de ansiedad muy alto, pero también muy preocupados del otro: que dónde estaban en el momento en que ocurrió el terremoto, que cuántas cosas se habían quebrado en las casas de los demás, etcétera”.

"En el caso de los mineros, rezamos por ellos y sus familias todos los días," dijo Rivas. "Cuando el rescate ya era inminente, cada niño envió una carta y un dibujo a un minero distinto, a modo de ejercicio que les permitiera conectarse con una realidad que era muy distinta a la de ellos”.

Santa Cruz dijo que la perseverancia mostrada por los chilenos en el 2010 reforzó su identidad nacional.

"Los chilenos creen que están condenados a constantemente reconstruír cosas", afirmó.

El año tuvo momentos positivos. Sin duda alguna el rescate de los mineros fue un grán éxito para Chile, al igual que el pase de la selección a la ronda de 16 en el Mundial antes de perder ante Brasil.

"A partir del rescate de los mineros atrapados en la mina San José, se dio forma al famoso discurso del 'Chilean way'," dijo Claudio Rolle, historiador y profesor de la Universidad Católica de Chile. "Significa un cierto orgullo en la manera que hacemos las cosas".

El rescate de los mineros fue una rara oportunidad de mostrarle al mundo las capacidades de los profesionales chilenos, dijo Paula Muñoz, bibliotecaria de 60 años.

"El rescate sirvió para que Chile saliera al mundo", opinó Muñoz. "Se demostró, en el caso de los rescatistas e ingenieros, que tenemos profesionales de primer nivel”.

¿Le gusta este artículo?

0Rating_no

Añadir su comentario

Encuesta
¿Considera al crimen organizado una amenaza a la estabilidad de su país?
Ver resultados