¿Quiere que el español sea el idioma predeterminado para este sitio?
2010-02-10

El gobierno peruano, resuelto a ganar la lucha contra Sendero Luminoso

Por Thor Morante para Infosurhoy.com—10/02/2010

El comandante general del ejército peruano afirma que "[los terroristas] no merecen ni tregua ni amnistía general alguna"

TAMAÑO DEL TEXTO
Alfredo Crespo, abogado del antiguo líder de Sendero Luminoso encarcelado, Abimael Guzmán, afirmó que su cliente se ha separado del grupo terrorista. Pero el gobierno peruano explicó que Sendero Luminoso supone una importante amenaza para la seguridad pública. (Thor Morante para Inforsurhoy.com)

Alfredo Crespo, abogado del antiguo líder de Sendero Luminoso encarcelado, Abimael Guzmán, afirmó que su cliente se ha separado del grupo terrorista. Pero el gobierno peruano explicó que Sendero Luminoso supone una importante amenaza para la seguridad pública. (Thor Morante para Inforsurhoy.com)

LIMA, Perú – Cuando el gobierno peruano capturó a Abimael Guzmán, líder de la organización terrorista Sendero Luminoso, parecía el fin de esta conocida banda criminal acusada de cometer decenas de miles de asesinatos desde 1980.

Pero 30 años después de que esta formación de renegados protagonizara su primer alzamiento el 17 de mayo de 1980 con el ataque a Chuschi, un pequeño pueblo en la provincia de Ayacucho, Sendero Luminoso sigue muy vivo y asociado al narcotráfico para expandir su reinado de terror.

El grupo terrorista se divide en dos facciones, una en el valle de los ríos Apurímac y Ene (conocido como 'VRAE'), ubicada en las regiones de Ayacucho, Cuzco y Junín. La otra facción opera en el valle del Huallaga, en la región de San Martín, al sur de Lima.

No obstante, hace poco el líder de la última facción pidió una tregua al gobierno, aunque ésta fue rechazada bruscamente .

El "Camarada Artemio", como se le conoce, transmitió un mensaje el 27 de enero a través de la emisora de radio Amistad de Aucayacu, donde instaba al gobierno peruano a establecer un diálogo para alcanzar la paz.

“Yo llamaría al presidente de la república, al Consejo de Ministros, al Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, al frente policial Huallaga y a organismos mediadores como Cruz Roja para iniciar un proceso de conversaciones y encontrar la paz", expresó. “Hemos de llegar a un entendimiento para evitar el derramamiento de sangre entre peruanos. Esta es una suspensión de nuestras acciones militares”.

Pero el ministro del Interior, Octavio Salazar, argumentó que Artemio "es un delincuente que será capturado, sí o sí. No puede haber ningún diálogo. Si él lo pide, es porque se siente cercado”.

Salazar ofreció una recompensa de un millón de nuevos soles (US$ 349.527) por cualquier información que permitiera su captura o la de cualquier mando político o militar de Sendero Luminoso.

Por su parte, Víctor Bustamante, comandante general del ejército y antiguo jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, condenó a Sendero Luminoso.

“Es imposible dar una tregua a un delincuente que ha asesinado campesinos y civiles peruanos durante años", dijo. "Una persona así y un grupo de personas de estas características no merecen ni una tregua ni una amnistía general”.

Bustamante explicó que el gobierno debe mantener su guerra contra Sendero Luminoso como una prioridad, ya que aún hay 60 terroristas al mando de “Artemio” en el valle del Huallaga, y otros 600 en el VRAE, liderados por Víctor Quispe Palomino, alias “Camarada José”.

El abogado de Guzmán, Alfredo Crespo, señaló que su cliente “se ha deslindado de la facción del VRAE”, indicando que se trata de “un grupo de mercenarios que actúan movidos por intereses personales, cuyas acciones sirven para que el Estado cree más leyes represivas”.

Sin embargo, hay una preocupación creciente por que Sendero Luminoso esté tratando de meterse en política con la creación del Partido Comunista Peruano. El pasado diciembre, los seguidores de Guzmán hicieron circular folletos donde rezaba que había llegado el momento de “pasar de la lucha armada a una lucha política sin armas”.

El movimiento de Sendero Luminoso hacia la política tiene precedentes. En la Colombia de finales de los 80, la guerrilla Movimiento 19 de Abril depuso las armas y obtuvo la amnistía, conformando el partido político Alianza Democrática M-19.

Pero para el analista político y ex ministro del Interior en Perú, Fernando Rospigliosi, Sendero Luminoso no puede compararse al M-19.

“El M-19 era un movimiento guerrillero, pero no del tipo de Sendero Luminoso, muy sanguinario y vinculado al narcotráfico", afirmó. "Además, 'Artemio' apenas tiene capacidad de negociar un pacto, pues sólo representa a la facción del Huallaga. [La facción de] los del VRAE es más fuerte”.

¿Le gusta este artículo?

0Rating_no

Añadir su comentario

Encuesta
¿Considera al crimen organizado una amenaza a la estabilidad de su país?
Ver resultados