¿Quiere que el español sea el idioma predeterminado para este sitio?
2010-08-25

Guerrilleros y narcotraficantes atentan contra el medioambiente

Por César Morales Colón para Infosurhoy.com – 25/08/2010

Las FARC han destruido más de dos millones de hectáreas de selva colombiana.

TAMAÑO DEL TEXTO
Los traficantes que operan en Perú están contaminando los ríos y deforestando la selva del sureste del país como consecuencia de las plantaciones de coca, informaron las autoridades. (Aizar Raldes/AFP/Getty Images)

Los traficantes que operan en Perú están contaminando los ríos y deforestando la selva del sureste del país como consecuencia de las plantaciones de coca, informaron las autoridades. (Aizar Raldes/AFP/Getty Images)

WASHINGTON, D.C., EE.UU. – Desforestación de grandes superficies de selva.

Contaminación de ríos, lagos y estanques.

Muerte de animales.

Todos estos fenómenos en América Latina son efectos medioambientales de las actividades realizadas por guerrilleros y narcotraficantes.

“Más de 300.000 hectáreas de selva tropical se destruyen anualmente en Colombia por los cultivos de coca, predominantemente controlados por grupos ilegales, incluyendo las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)”, dijo el ex vicepresidente colombiano Francisco Santos durante una convención de oficiales de policía en Belfast, Reino Unido, según declaraciones recogidas por el periódico londinense The Guardian.

“Si esnifas un gramo de cocaína, estás destruyendo cuatro metros cuadrados de selva tropical”, dijo Santos. “No se trata sólo de la selva colombiana y estamos hablando de algo que pertenece a todos los que vivimos en este planeta, así que todos deberíamos estar preocupados. No sólo eso, sino que el dinero que se emplea para comprar cocaína termina en manos de las FARC y otros grupos ilegales, que ponen minas, que secuestran, que asesinan y que recurren al terrorismo para proteger su negocio”.

En los pasados 25 años, se han destruido más de dos millones de hectáreas de selva colombiana para la producción de cocaína, según informó Álvaro Eduardo García, embajador de la nación en Argentina.

“Eso representa un área equivalente al tamaño de Israel”, dijo García en el noticiero de televisión argentino DefTV. “Por cada hectárea talada y quemada, 380 toneladas de biomasa son reducidas a cenizas, residuos y sedimentos. Cada año se destruyen 100.000 acres [40,468 hectáreas] de selva como resultado directo de la producción de estupefacientes”.

La industria de la cocaína está perjudicando al medioambiente en Perú

El narcotráfico y otras actividades ilegales también han tenido un impacto negativo en el medioambiente de Perú.

Los traficantes que operan en Perú están contaminando los ríos y deforestando la selva del sureste del país como consecuencia de las plantaciones de coca, informaron las autoridades

Los narcotraficantes destruyen anualmente entre 7.400 y 8.000 hectáreas en el valle de los ríos Apurímac y Ene, conocido como el VRAE.

Las hojas de coca son utilizadas para producir cocaína, pero muchas de las sustancias químicas utilizadas en el proceso son frecuentemente vertidas en los ríos. Perú produce unas 304 toneladas de cocaína por año, lo que lo ubica en segundo lugar detrás de Colombia.

Fernán Valer, secretario de un proyecto gubernamental para fomentar cultivos alternativos en la región con el fin de reemplazar las plantaciones de coca, dijo que el 76% de la cocaína del país proviene de lo que se cultiva en la zona del VRAE.

“Se están perdiendo especies de fauna y flora de gran valor económico”, dijo Valer, según declaraciones recogidas por el sitio brasileño en Internet G1.com.

¿Le gusta este artículo?

0Rating_no

Añadir su comentario

Encuesta
¿Considera al crimen organizado una amenaza a la estabilidad de su país?
Ver resultados