¿Quiere que el español sea el idioma predeterminado para este sitio?
2011-03-11

Brasil: universidades federales ofrecen 243.500 vacantes

Por Cristine Pires para Infosurhoy.com—11/03/2011

Las nuevas vacantes ascendieron de 527.700 en 2003 a 696.700 en 2009, según datos del Censo de Educación Superior.

TAMAÑO DEL TEXTO
Durante el gobierno del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), se crearon catorce nuevas universidades federales. Lula, a la izquierda, asistió el pasado 29 de noviembre al Palacio Planalto, Brasília, a la inauguración de 30 institutos federales de educación, ciencia y tecnología. (Cortesía de Wilson Dias/Agência Brasil)

Durante el gobierno del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), se crearon catorce nuevas universidades federales. Lula, a la izquierda, asistió el pasado 29 de noviembre al Palacio Planalto, Brasília, a la inauguración de 30 institutos federales de educación, ciencia y tecnología. (Cortesía de Wilson Dias/Agência Brasil)

PORTO ALEGRE, Brasil – Las universidades federales de Brasil ofrecerán 243.500 vacantes nuevas en 2012, un aumento récord para el país más grande de Sudamérica, según datos del Censo de Educación Superior.

En 2003, cuando asumió el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, el sistema universitario tenía capacidad para admitir a 109.200 nuevos estudiantes por año.

La matrícula total en cursos de nivel universitario también aumentó de 527.700 en 2003 a 696.700 en 2009.

Estas cifras reflejan el plan en constante expansión del sistema de educación superior federal de Brasil, que en algo más de ocho años ha duplicado su presupuesto mediante el Programa Federal de Expansión y Reestructuración Universitaria (Reuni), según informó el ministerio de Educación (MEC) el 24 de febrero.

En 2003, las 45 universidades federales de Brasil tenían un presupuesto operativo de R$96 mil millones (US$58 mil millones). Pero en los siete años posteriores, el país abrió 14 universidades, y el gasto federal en educación se estima que llegará a R$23.600 millones (US$14.200 millones) en 2011, según las proyecciones presupuestarias del gobierno.

El dinero será distribuido entre las 59 instituciones de educación superior.

El programa Reuni también financió la creación de 126 campus universitarios. La cantidad de ciudades que cuentan con estas instalaciones ascendió a más del doble, de 114 en 2003 a 230 en 2010.

Felipe Rocha recibió dos beneficios a partir del aumento de inversión federal en educación.

Recientemente se inscribió en uno de los nuevos cursos ofrecidos para 2011. Asistirá a una de las recientemente inauguradas instituciones de educación superior de Brasil, la Universidad Federal de Integración Latinoamericana (Unila).

Unila, ubicada en la ciudad de Foz do Iguaçu, estado de Paraná, contará con 600 alumnos en 2011.

Todos los cursos ofrecidos en Unila están destinados a promover el desarrollo socioeconómico, cultural y político de Latinoamérica en un ámbito interdisciplinario y multicultural.

La propuesta llamó la atención de Rocha. Oriundo de Rio de Janeiro de 35 años, eligió estudiar ciencias políticas y sociología como una forma de aprender más acerca de los movimientos sociales y la mejora de las relaciones con los países vecinos.

“Siempre quise conocer más acerca de Latinoamérica y sus distintas realidades”, señaló. “Hay estudiantes de [los estados de] Amazonas, Maranhão, Ceará, São Paulo, y también de Uruguay, Paraguay… Hace poco hubo un concurso de tapioca (comida típica del noreste de Brasil), y hasta se presentó una versión uruguaya”.

Programa de subsidios estudiantiles

Rocha necesitaba contar con un subsidio estudiantil que le permitiera vivir tan lejos de su casa.

“Vivo en los dormitorios universitarios, tengo un plan de comidas y vouchers para transporte", relató Felipe Rocha, estudiante de Unila. “Sin todo esto, sería imposible para mí estudiar aquí”.

El gobierno federal comenzó a otorgar subsidios estudiantiles en 2008, con una inversión inicial de R$125 millones (US$75 millones). En 2011, el MEC prevee gastar R$395 millones (US$238) en el Plan Nacional de Asistencia Estudiantil (Pnaes).

Con el aumento de la matrícula, el gobierno federal también deberá contratar más profesores y personal administrativo. En la actualidad unos 69 mil maestros y 105 empleados administrativos trabajan en las 59 universidades.

“Estamos creciendo a un ritmo que supera nuestra capacidad”, destacó Andrea Ciacchi, director de estudios permanentes de Unila. “A veces surge algún retraso, pero siempre funciona”.

Con diecisiete años de experiencia docente, Ciacchi, un italiano con perfecto portugués, casi sin acento, dijo que la estructura universitaria es totalmente nueva y que fue construida íntegramente desde cero.

“En tres años tendremos nuestro propio campus. Entre tanto, estamos trabajando en el Parque Tecnológico Itaipú que nos brinda todo lo que precisamos", explicó.

La universidad tiene alumnos de Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay. Este año, también recibirá estudiantes de Perú, Chile, Bolivia, Colombia y Ecuador.

También se han contratado profesores de diversos países latinoamericanos.

“La idea es formar profesionales de diversas áreas, y darles la oportunidad de que participen más activamente en el mercado laboral, con énfasis en la integración entre los países latinoamericanos", comentó Ciacchi.

Unila es una de las catorce universidades brasileñas creadas desde 2003.

Otras tres universidades fueron diseñadas para promover la integración regional e internacional; éstas son: la Universidad Federal de la Frontera Sur (UFFS), la Universidad Federal de Oeste de Pará (Ufopa) y la Universidad Federal de Integración Luso-Afrobrasilera (Unilab).

La educación superior se extiende hacia el interior del país

El aumento del número de universidades y de vacantes universitarias y la expansión de la cobertura geográfica de las instituciones como resultado del programa Reuni también ha modificado el perfil del cuerpo estudiantil.

Los estudiantes ya no buscan educación universitaria exclusivamente en capitales de estado y grandes ciudades.

“En la actualidad, las cosas se están moviendo hacia el interior del país, lo que representa un desarrollo positivo, dado que facilita el acceso de los estudiantes", señaló Eduardo Rolim de Oliveira, presidente del Consejo de Representantes del Sindicato de Profesores de las Instituciones Federales de Enseñanza Superior de Porto Alegre (ADUFRGS) y vicepresidente del Foro de Profesores de Instituciones Federales de Educación Superior (Proifes).

La última vez que el país experimentó una expansión tan significativa de la educación superior fue durante el gobierno del ex presidente Juscelino Kubitschek (1956-1961), añadió Oliveira.

“El gobierno de Lula merece reconocimiento porque las universidades federales estaban estancadas, y las instituciones privadas ahora representan los dos tercios de la matrícula universitaria", sostuvo el funcionario.

Según Oliveira, otro aspecto importante es la inauguración de cuatro universidades innovadoras, Unila, UFFS, Ufopa y Unilab, que ofrecen oportunidades únicas para sus estudiantes.

El funcionario también destacó el impacto positivo que causó la creación de institutos federales de educación, ciencia y tecnología. Éstas son instituciones de educación superior que se especializan en capacitación profesional y tecnológica, con énfasis en la investigación y la formación continua.

“La creación de nuevas vacantes no solo se dio en el nivel universitario, sino también en los institutos, especialmente en el área de tecnología, que presentaba serios vacíos", añadió. "Es muy importante para todo el país”.

También sostuvo que el principal desafío es garantizar que el crecimiento de la educación superior sea sostenido, sin sacrificar la calidad.

“La decisión de mantener este programa no puede ser dejada en manos de cada administración", dijo. "Se necesita aumentar considerablemente la cantidad de personas que reciben educación superior para convertirnos por completo en un país desarrollado".

Oliveira también señaló que todos los brasileños deben tener la posibilidad de ir a la universidad en forma gratuita, y que al aumentar los cursos que se dictan por la noche, se facilitará a la clase trabajadora su asistencia a la universidad.

“Las universidades estarán abiertas a todo el público", expresó. "Es una idea democrática, abierta para todos, tanto ricos como pobres".

Haga clic aquí para ver la ampliación de la red pública de educación superior de Brasil

Las 14 nuevas universidades de Brasil

¿Le gusta este artículo?

0Rating_no

Añadir su comentario

1 Comentario

  1. luis carlos balsemão 08/13/2013

    Y todavía hay gente que niega la verdad.

Encuesta
¿Considera al crimen organizado una amenaza a la estabilidad de su país?
Ver resultados