¿Quiere que el español sea el idioma predeterminado para este sitio?
2011-11-16

Centroamérica: Crece mercado de drogas sintéticas

Por Abigaíl Hernández y Antonio Ordóñez para Infosurhoy.com —16/11/2011

Según un informe de Naciones Unidas, América Latina es uno de los mercados emergentes en producción y consumo de este tipo de estupefacientes.

TAMAÑO DEL TEXTO
Las drogas sintéticas como el éxtasis han desplazado a la cocaína y la heroína del ranking de drogas más consumidas, según un reporte de UNODC. (Koen van Weel/Reuters)

Las drogas sintéticas como el éxtasis han desplazado a la cocaína y la heroína del ranking de drogas más consumidas, según un reporte de UNODC. (Koen van Weel/Reuters)

MANAGUA, Nicaragua y CIUDAD DE GUATEMALA – El mensaje de la Oficina de Crimen y Drogas de Naciones Unidas (UNODC) a Centroamérica fue claro: se debe hacer mucho más para detener el alza en el tráfico y consumo de drogas sintéticas en la región.

Esto se debe a que las drogas sintéticas como el LSD, éxtasis y las metanfetaminas han desplazado a la cocaína y la heroína como el segundo narcótico más consumido a nivel mundial, según un reporte de UNODC.

Si bien el Informe Global 2011 de Drogas de UNODC colocó a Holanda y Birmania como los principales productores de Estupefacientes de Tipo Anfetamínico (ETA) a nivel global, el documento afirma que su fabricación ya se extiende a países de Centro y Sudamérica como Argentina, Brasil, Guatemala, Nicaragua y Surinam.

“Un decomiso récord de seis laboratorios fueron reportados en 2009, incluyendo dos laboratorios de metanfetaminas en Brasil y Nicaragua, uno de éxtasis en Brasil y tres laboratorios productores de ambas drogas en Guatemala”, dice el reporte.

En Centroamérica, las autoridades están trabajando para contener el problema.

Para Esteban Guido, jefe de Investigación de Drogas de la Policía Nacional de Nicaragua, la vulnerabilidad de Centroamérica como región ante la fabricación y tráfico de drogas sintéticas se debe a la búsqueda de nuevos territorios de parte de narcotraficantes mexicanos.

“Se están formando nuevos carteles emergentes que están trasladando pequeñas cargas [de drogas sintéticas], pero con más frecuencia”, dice Guido. “[Hemos encontrado] laboratorios centroamericanos donde se elaboran drogas sintéticas como anfetaminas, una de las salidas a las que está recurriendo el crimen organizado mexicano para [diversificar y] mantener su negocio”.

Una amenaza a la región

Según el informe de UNODC, en 2007 se decomisaron 383 kilos de efedrina a nivel mundial. En 2009, la cifra subió a 11.964 kilos, según el reporte de UNODC.

En Latinoamérica, el decomiso de drogas sintéticas tuvo su punto más alto en 2007, cuando se incautaron 622 kilos en la región. El informe establece que en 2009 la cifra bajó a 243 kilos.

Si bien Nicaragua y Guatemala reconocen la existencia de laboratorios clandestinos, aseguran no ser puntos de fabricación masiva de drogas sintéticas.

En Guatemala, autoridades han desmantelado este año al menos seis laboratorios de drogas sintéticas en el occidente del país.

“Los hemos localizado en el área fronteriza con México, por lo que suponemos que el vecino país era el destino de lo que producían”, dijo el Vice Ministro de Seguridad, Mario Castañeda.

Hasta julio de 2011, la policía guatemalteca ha incautado aproximadamente 7 mil 872 kilogramos de pseudoefedrina valorada en Q9.73 millones (aproximadamente US$1.25 millones). En el mismo período, las autoridades han decomisado 5.906 kilos de cocaína y 1.421 de marihuana.

“Con los hallazgos podemos darnos cuenta que hay presencia [de organizaciones de tráfico de esta droga],” dice Castañeda. “Nos preocupa mucho el tema del ingreso abundante de precursores, y eso nos da la pauta de que encontraremos más laboratorios”.

En Nicaragua, en los últimos cinco años se han detectado tres laboratorios de anfetaminas.

“En Nicaragua podemos asegurar no hemos encontrado instalaciones de producción masiva de drogas sintéticas”, dice el Comisionado Mayor de Relaciones Públicas de la Policía Nacional de Nicaragua, Fernando Borge. “[Aunque] sí hemos desmantelado laboratorios, nada estructurados en comparación con otros países, donde encontramos herramientas y algunos de los insumos que son utilizados para la fabricación de estos estupefacientes. Gracias al arduo trabajo de la institución y la comunidad no han llegado a ser centros de producción masiva”.

En 2010, la Policía Nacional de Nicaragua descubrió el laboratorio de drogas sintéticas más grande del país en el municipio de Villa El Carmen, en el noroeste de Managua. En la redada se encontraron 760,8 gramos de anfetaminas y el laboratorio contaba con suficiente materia prima para producir cerca de 70 kilogramos de la droga.

Un ciudadano mexicano y dos guatemaltecos fueron arrestados, mientras que otros sospechosos escaparon durante un tiroteo.

“En los tres casos de los laboratorios, destacamos, que los implicados eran nicaragüenses relacionados con extranjeros, quienes los utilizaban para tareas de vigilancia y transporte”, dice Borge.

En 2008, la policía nicaragüense incautó un cargamento proveniente de Sudamérica con 216 mil tabletas de anfetaminas, valoradas en US$4 millones 438 mil, cuyo destino era Norteamérica.

En los mercados de destino, cada tableta de anfetamina tiene un valor de US$20, según la Policía Nacional nicaragüense.

El Salvador (3.3 %), Belice (1.4%) y Costa Rica (1.3%) tienen altas tasas de consumo de drogas sintéticas en la población entre 15 y 64 años, según el reporte de UNODC.

El gobierno guatemalteco ha registrado un alto nivel de consumo de drogas sintéticas en la juventud de ese país.

“Nos preocupa porque estas sustancias tienen un alto nivel adictivo entre los consumidores”, dice Castañeda.

Para el oficial Sérgio Luiz Queiroz Sampaio da Silveira, de la Unidad de Análisis de Datos en la División de Inteligencia de la Policía Federal (SADIP), los efectos secundarios del uso de drogas sintéticas son presión alta, taquicardia, aumento de la frecuencia respiratoria e hiperactividad. Estas reacciones pueden desencadenar serios problemas cardiovasculares o respiratorios, incluso la muerte.

El uso de drogas sintéticas puede además causar daño neurodegenerativo, ocasionando problemas cognitivos según la Policía Federal brasileña.

En abril del 2009, el Ministerio de Salud de Guatemala, prohibió la importación y exportación de pseudoefedrina en el país, y además penalizó la posesión, síntesis, consumo, comercialización, almacenamiento, distribución y transporte de productos que lo contengan.

Brasil dictó una ley similar prohibiendo ingredientes utilizados para elaborar drogas sintéticas.

No obstante, la legislación guatemalteca no prohíbe el comercio de otros químicos usados para fabricar estas drogas como el ácido fenilacético y la acetona, entre otros.

La corresponsal Cristine Pires contribuyó a este reportaje desde Porto Alegre, Brasil.

¿Le gusta este artículo?

1

Añadir su comentario

Encuesta
¿Considera al crimen organizado una amenaza a la estabilidad de su país?
Ver resultados