¿Quiere que el español sea el idioma predeterminado para este sitio?
2012-02-10

Policías de las UPP dan clases de fútbol y civismo

Por Nelza Oliveira para Infosurhoy.com—10/02/2012

Brasil es el único país en el programa social de la Liga Premier inglesa donde los tutores son policías.

TAMAÑO DEL TEXTO
El sargento Geraldo Roberto de Souza Júnior, coordinador del programa Premier Skills, afirma que la familia es el foco principal de la iniciativa que enseña fútbol y civismo en la favela Morro dos Prazeres en Rio de Janeiro. (Renzo Gostoli/Austral Photo para Infosurhoy.com)

El sargento Geraldo Roberto de Souza Júnior, coordinador del programa Premier Skills, afirma que la familia es el foco principal de la iniciativa que enseña fútbol y civismo en la favela Morro dos Prazeres en Rio de Janeiro. (Renzo Gostoli/Austral Photo para Infosurhoy.com)

RIO DE JANEIRO, Brasil – Hasta el año pasado, el campo de fútbol que queda en la cima de la favela Morro dos Prazeres, en el vecindario de Santa Teresa de Rio de Janeiro, era utilizado por los narcotraficantes.

No iban allá precisamente para patear balones.

En cambio, debido a la vista panorámica de la ciudad, usaban la cancha para controlar la favela.

Sin embargo, desde noviembre, el campo se ha convertido en sede del Premier Skills, un programa ofrecido por la Liga Premier de Inglaterra, en asociación con la Secretaría de Seguridad Pública de Rio de Janeiro y el British Council, organización internacional del Reino Unido que brinda oportunidades educativas y de relaciones culturales.

La instalación en la región de una Unidad de Policía Pacificadora (UPP) en febrero de 2011 preparó el camino para el programa, el cual utiliza el fútbol como herramienta para atraer a jóvenes y desarrollar sus habilidades atléticas.

Premier Skills opera en 15 países y ha preparado a mil entrenadores y 300 mil niños y adolescentes.

Pero el programa tiene un carácter único en Brasil, ya que los tutores son policías, todos con entrenamiento en educación física.

“Premier Skills tiene una asociación con la policía en India, pero es sólo estratégica”, dice Ana Paula Bessa, gerente de proyectos del British Council. “Brasil es el único país donde los entrenadores son agentes de policía”.

En septiembre y octubre del 2011, dos especialistas en proyectos deportivos comunitarios llegaron del Reino Unido con el propósito de entrenar a 30 agentes de las UPP. Tres de ellos trabajan en el proyecto del Morro dos Prazeres. Los restantes 27 irán a los campos deportivos cuando el programa sea llevado a otras comunidades.

La Liga Premier dará apoyo al proyecto de Rio durante dos a tres años, expresó Bessa.

“La idea es buscar socios locales que garanticen la continuidad del proyecto con apoyo de instituciones privadas, por ejemplo”, agregó.

Brasil es también el único país en el que el programa se orienta más hacia la inclusión social que al entrenamiento atlético. Además de clases de fútbol, los estudiantes reciben lecciones de civismo y participan en la limpieza de su comunidad.

Las actividades se llevan a cabo tres veces por semana, con un grupo de 300 jugadores entre 7 y 18 años de edad, dividido en dos secciones.

La familia es el foco

La familia es el foco principal de este programa, según el sargento Geraldo Roberto de Souza Júnior, coordinador del proyecto e integrante de la Policía Militar de Rio de Janeiro.

“No tiene caso hablar de ciudadanía si no hacemos algo práctico por la familia”, dice Júnior. “Alguno de nuestros jugadores se podría ir de aquí para encontrar a sus padres desempleados, usando drogas y alcohol, lo cual es muy común en las comunidades de bajos ingresos”.

Júnior dice que el próximo paso del programa involucra llevar a la comunidad un equipo de la Secretaría Municipal de Desarrollo Social para conversar con los jugadores y conocer las necesidades de la familia.

“Estamos tratando de establecer asociaciones con órganos del comercio y la industria para promover una feria de empleos y así ayudar a los padres que se encuentran fuera del mercado laboral”, agrega Júnior.

El programa ayudó a que Wesley Thomas Dionísio, de 13 años, se acercara más a sus padres.

“Ellos están separados, pero vienen acá para verme jugar”, dice Wesley. “Cuando uno de los dos no puede venir, me avisan”.

Las lecciones de civismo también son absorbidas por los participantes. “Ya se terminaron las faltas de respeto, eso de estarse los chicos insultándose unos a otros”, dice Wesley.

Charles Siqueira, coordinador del módulo de civismo del programa, dijo que éste había unido más a las familias.

“Hemos podido acercarnos a los adultos de la familia a través de los niños”, expresó. “Las lecciones que se aprenden tienen repercusiones en el hogar”.

Siqueira no es agente de policía, pero fue invitado a participar por el trabajo social que ha realizado en la favela durante los últimos 10 años. Él tiene bajo su responsabilidad Galera.com, un proyecto que utiliza el arte y la tecnología para educar a los niños locales.

“Las UPP han ayudado a abrir la comunidad, a traer otros proyectos e iniciativas y a darles una oportunidad para que trabajen en conjunto”, afirma Siqueira.

Con la llegada de la UPP, el campo donde se lleva a cabo el programa cambió completamente. En junio, con el apoyo de MTV brasileña, el terreno baldío se convirtió en un estadio con un campo con grama, vestidores, iluminación y gradas.

MTV transmitió su espectáculo Rockgol desde este campo, con hermosas vistas de la ciudad al fondo.

Siqueira organiza limpiezas grupales con los jugadores de Premier Skills para impedir la diseminación del dengue. En el 2011, esta enfermedad, transmitida por el mosquito Aedes aegypti, contagió a 168.241 personas y causó la muerte de 140 personas solamente en el estado de Rio de Janeiro.

“Aunque es posible que las personas trabajen en colectivo, a veces pueden ser muy descuidadas en su vida cotidiana cuando, por ejemplo, arrojan basura en cualquier parte”, explica Siqueira. “Aquí enfatizamos mucho la idea que que cada individuo debe hacer su parte”.

Ana Lúcia Araújo da Silva, una niña de 10 años de las seis involucradas en el proyecto, dice que antes de que empezara el proyecto, el campo era “sólo tierra, barro y basura”.

El 10 de marzo, 10 niños con las mejores combinaciones de rendimiento en el campo, logros académicos, conducta y servicio comunitario irán a la sede principal de Premier Skills en Londres.

“Tan pronto como elijamos a los participantes, tenemos que comenzar a tramitar sus pasaportes. Muchos de ellos no tienen documento de identidad, ni siguiera el certificado de nacimiento”, afirma Bessa.

Las múltiples necesidades de los niños del programa han llamado la atención de uno de los tutores del programa, la agente de la policía militar Geisa Silva Santos.

“No son únicamente necesidades económicas, sino también educativas, de afecto, de todo”, afirma. “Hay niños que me preguntan si quiero llevármelos a mi casa, si me pueden llamar ‘mamá’. De todas maneras, terminan siendo como hijos para mí”.

Otro tutor, el policía militar Bruno Leone, señala que los participantes han experimentado cambios con el desarrollo del programa.

“Al comienzo, ellos intentaban desafiarte, mostrar que eran superiores y rudos”, dice Leone. “Con el correr del tiempo, los que parecen más alterados y rebeldes resultan ser los más necesitados, y terminan por apaciguarse y tienden a convertirse en tus mejores amigos”.

¿Le gusta este artículo?

1

Añadir su comentario

Encuesta
¿Considera al crimen organizado una amenaza a la estabilidad de su país?
Ver resultados