¿Quiere que el español sea el idioma predeterminado para este sitio?
2012-03-05

México crea red de monitoreo de centros de adicciones

Por Sergio Ramos para Infosurhoy.com—05/03/2012

RENADIC recibe financiamiento de la Iniciativa Mérida

TAMAÑO DEL TEXTO
El Gobierno mexicano utilizó el dinero incautado a un narcotraficante para financiar la construcción de los primeros 70 Centros Nueva Vida, incluido este en Ciudad de México, diseminados por los 32 estados del país. En la actualidad hay 334 de estos centros  (Cortesía de CENADIC)

El Gobierno mexicano utilizó el dinero incautado a un narcotraficante para financiar la construcción de los primeros 70 Centros Nueva Vida, incluido este en Ciudad de México, diseminados por los 32 estados del país. En la actualidad hay 334 de estos centros (Cortesía de CENADIC)

CIUDAD DE MÉXICO – El Centro Nacional para la Prevención y Control de las Adicciones (CENADIC) presentó el pasado 1 de febrero la Red Nacional de Transferencia Tecnológica para la Atención a las Adicciones (RENADIC).

El programa busca interconectar en una red nacional a los 334 centros Nueva Vida distribuidos en todo el país, a los 32 consejos estatales para la prevención de adicciones y a los 114 Centros de Integración Juvenil.

Bajo esta red también estarán conectados el Observatorio Mexicano de Tabaco, Alcohol y Drogas (OMEXTAD), la Comisión Nacional Contra las Adicciones (CONADIC) y el CENADIC.

RENADIC espera acumular información sobre:

“Es una estrategia integral para combatir la inseguridad”, comentó la primera dama de México, Margarita Zavala con respecto a la red. “Tiene que ver con el combate al crimen organizado, con el fortalecimiento de las instituciones de seguridad y de justicia, pero también con el fortalecimiento y reconstrucción del tejido social”, añadió.

Los US$ 18 millones en fondos para RENADIC forman parte de la Iniciativa Mérida, un tratado firmado en el 2008 en el que los Estados Unidos otorgaron a México un paquete de US$ 1.300 millones en material tecnológico, entrenamiento y equipo aéreo para el combate al crimen organizado.

Computadoras, impresoras, equipos de video conferencias, reconocedores de marcas, escáneres, pantallas de plasma para los programas de capacitación a distancia y equipos de servidores para guardar información, forman parte del equipo comprado gracias al financiamiento recibido para RENADIC.

“La intención es dotar de las herramientas necesarias a los centros Nueva Vida”, dice Gabriela Rodríguez, subdirectora de coordinación del CENADIC, la dependencia que se encargará de distribuir el material a toda la república mexicana. “Los psicólogos de los centros van a tener una computadora para que registren los datos de las personas que están atendiendo y echen a andar el expediente electrónico”, señala.

El equipo también permitirá que se realicen cursos, talleres, seminarios a distancia para capacitar al personal de los centros Nueva Vida para que ellos, a su vez, formen más promotores en sus estados.

“La intención es que podamos tener un panorama amplio de todo lo que sucede con las adicciones en nuestro país”, dijo Rodríguez.

Centros Nueva Vida

La campaña Nacional de Información Una Nueva Vida comenzó los primeros meses de 2007. Inicialmente se abrieron 70 centros en varias ciudades, entre ellas Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara.

“Pero las cosas cambiaron para bien unos meses después de iniciada la campaña”, dijo Gutiérrez.

El 15 de marzo de 2007, la Procuraduría General de la República (PGR) cateó una residencia en las Lomas de Chapultepec, al sur de la Ciudad de México, propiedad de Zhenli Ye Gon, acusado de narcotráfico por comerciar con pseudofedrina para la producción de metanfetaminas.

En el interior de la residencia, la policía mexicana encontró US$ 205 millones en pacas, $18 millones de pesos mexicanos (US$ 1.4 millones), €200 mil euros y $113 mil dólares de Hong Kong. El presunto narcotraficante de origen chino fue detenido el 23 de julio de 2007, en el estado de Maryland, en los Estados Unidos.

Un juez estadounidense aprobó en 2011 la extradición de Ye Gon a México, donde enfrentará cargos por tráfico de drogas.

El gobierno mexicano decidió que parte del dinero decomisado se destinaría a la Secretaría de Salud para combatir los problemas de adicciones. Fue así que se pudieron construir 70 centros Nueva Vida en los 32 estados de la República Mexicana.

“Aquí hemos tenido pacientes desde los 12 hasta los 33 años”, dijo María Isabel Bernal Gallegos, responsable del Centro Nueva Vida “Mazatlán 1”, una de las ciudades del norte de México que más ha sido golpeada por la violencia del narcotráfico.

Mazatlán, una ciudad de 438 mil habitantes según el Censo de 2010, registró un total de 294 homicidios entre enero y noviembre de 2011. Esto representa una tasa de 71.41 asesinatos por cada 100 mil habitantes, según un estudio del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia Penal.

“En el centro atendemos a personas con problemas de adicciones, pero no nada más a las drogas, sino también al alcohol y al tabaco”, dijo Bernal Gallegos. “Realizamos una labor preventiva entre alumnos de escuelas, damos talleres, pláticas a padres de familia para que detecten si alguno de sus hijos está consumiendo una sustancia y pacientes que están en una etapa inicial o experimental.”

En este centro, ubicado en una de los barrios más pobres del norte de la ciudad, se atienden actualmente a 50 personas, la mayoría de escasos recursos, de nivel medio bajo.

Generalmente las personas llegan solas al centro. Lo primero que se les pregunta es qué motivios los llevan a Nueva Vida y dependiendo del problema se le asigna el caso a una trabajadora social o a un psicólogo. Luego se realiza con ellos una terapia cognitiva-conductual que en promedio dura ocho sesiones.

A los pacientes se les provee tratamiento por todo tipo de adicciones.

“Ahorita se está dando mucho el fenómeno de los adolescente que inhalan lastas de pintura”, dijo Bernal Gallegos.

Recientemente, se presentó en el centro el caso de un adolescente de 15 años quien fue llevado allí por las autoridades de la escuela después de que varios maestros lo vieran inhalando botes de pintura junto con un compañero.

El adolescente, quien no dio su nombre, llegó con su madre, luego de que un un compañero de su salón le dio a probar la pintura y él le hizo caso por curiosidad, “para saber qué se sentía”.

Durante varios días sintió mareos, dolor de cabeza y nauseas.

Pero entonces llegó lo más grave: comenzó a escuchar gritos y aullidos dentro de su propia cabeza.

Afortunadamente para el muchacho, la terapia resultó fácilmente exitosa puesto que él estaba en la fase "experimental", es decir, aún no era un consumidor habitual y mucho menos un codependiente.

Pero si el muchacho tuviese una dependencia grave a la sustancia, los responsables de Nueva Vida tienen que canalizarlos a otras instituciones de la Secretaría de Salud.

Una vez que el Centro “Mazatlán 1” se conecte al RENADIC, casos como este pasarán a “formar parte de un archivo nacional que proporcionará estadísticas sobre el consumo y los pacientes para, de esa manera, identificar a la población en riesgo y encausar en ellas las labores de prevención”, dijo Gabriela Rodríguez.

¿Le gusta este artículo?

1

Añadir su comentario

2 Comentarios

  1. graciela garcia 10/30/2012

    esta muy bien el articulo, pero quiero que por favor me informes si existe esta clase de centros en Mexicali, B. C. y el costo de la atencion a una persona con problemas de adiccion, le doy las gracias anticipadas y que bien que todo lo que el gobierno federal incauta de los narcos seas para un buen fin.

  2. Brent Joslin 03/19/2012

    19-03-12 Sí, fue un buen artículo informativo. ¿Tienen o pueden mandarme la página del Centro de Adicción Juvenil en Mazatlán, México?

Encuesta
¿Considera al crimen organizado una amenaza a la estabilidad de su país?
Ver resultados