¿Quiere que el español sea el idioma predeterminado para este sitio?
2012-06-26

Periodistas blanco de violencia en el mundo

Por Ezra Fieser para Infosurhoy.com – 26/06/2012

En lo que va del año, setenta y dos periodistas han sido asesinados a nivel global debido a sus investigaciones, según el Instituto Internacional de Prensa.

TAMAÑO DEL TEXTO
La Directora Ejecutiva del Instituto Internacional de Prensa, Alison Bethel McKenzie, se dirige a periodistas y ejecutivos de medios de comunicación de todas partes del mundo en Trinidad el 24 de junio. McKenzie dijo que 72 periodistas han sido asesinados en lo que va de 2012, lo que amenana con convertirse en un record. (Ezra Fieser para Infosurhoy.com)

La Directora Ejecutiva del Instituto Internacional de Prensa, Alison Bethel McKenzie, se dirige a periodistas y ejecutivos de medios de comunicación de todas partes del mundo en Trinidad el 24 de junio. McKenzie dijo que 72 periodistas han sido asesinados en lo que va de 2012, lo que amenana con convertirse en un record. (Ezra Fieser para Infosurhoy.com)

PUERTO ESPAÑA, Trinidad – La violencia contra los periodistas, que ha alcanzado niveles históricos, y el control sobre la información por parte de los gobiernos, representan una amenaza a la libertad de prensa en América Latina y el mundo, indicó la directora del Instituto Internacional de Prensa (IPI).

“Este año se perfila como el peor de los registrados en cuanto a asesinatos a periodistas desde que el Instituto Internacional de Prensa comenzó a llevar la cuenta hace 15 años”, señaló Alison Bethel McKenzie, directora ejecutiva del IPI, cuya sede está en Viena.

McKenzie fue una de las oradoras en el 61º Congreso Mundial del IPI el 24 de junio, pronunciando un discurso que dio que pensar a editores, ejecutivos de medios de prensa y periodistas de todo el mundo allí reunidos.

Durante la primera mitad de 2012, 72 periodistas han sido asesinados por sus informes, señaló McKenzie, marcando un ritmo que superará ampliamente la cifra de muertos de años anteriores. El año pasado, 102 periodistas fueron asesinados y en 2009, el récord hasta el momento, fueron 110 los trabajadores muertos.

“Se está produciendo un número récord de muertes de periodistas en el desempeño de sus tareas”, afirmó McKenzie .

Si bien más de la mitad de esas muertes ocurrieron en Medio Oriente, el Norte de África y Asia, McKenzie expresó su preocupación respecto al clima que se vive en América Latina y el Caribe, donde 15 periodistas ya han sido asesinados en lo que va del año.

En México, país con mayor número de periodistas asesinados, 10 el año pasado, ya se han producido seis muertes, todas ellas en un período de 50 días esta primavera.

El 29 de abril, una periodista que informaba acerca del vínculo entre cárteles de droga y políticos locales y estatales fue golpeada y estrangulada en el estado de Veracruz. Menos de una semana después, los cuerpos descuartizados de tres periodistas fueron encontrados en bolsas de plástico tras haber sido arrojados a un canal de aguas residuales.

Los homicidios impactan directamente en la libertad de prensa, que desempeña un papel fundamental en medio de una guerra contra las drogas que se ha cobrado decenas de miles de vidas.

“Tan escalofriante y letal es el clima para los periodistas en México que muchos medios han anunciado que simplemente dejarán de cubrir noticias relacionadas al crimen”, indicó McKenzie.

En lo que va del año también han muerto tres periodistas en Brasil, dos en Honduras, dos en Colombia y uno en Haití.

Muchas veces, los crímenes quedan impunes, lo que ayuda a exacerbar un clima que limita la tarea de informar, dijo el guatemalteco Frank La Rue, relator especial de Naciones Unidas sobre libertad de opinión y expresión.

“Por sobre todas las cosas, hay una lucha contra la impunidad”, señaló La Rue. “Este es el mayor desafío que tenemos: ¿Cómo terminamos con la impunidad en el mundo para proteger al periodismo?".

Mientras que la violencia es la agresión más visible a la libertad de prensa, leyes anacrónicas relativas a la difamación, a la consolidación de propiedad e interferencia del gobierno también afectan la capacidad de la prensa de operar en América Latina y el Caribe, señalan los observadores.

“La situación en América Latina y el Caribe es, sin duda, muy preocupante”, señala Catalina Botero, relatora especial sobre libertad de expresión de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Botero dijo que los gobiernos muy a menudo limitan el acceso a la información y persiguen a aquellos periodistas críticos del gobierno, con leyes que hacen de la difamación un delito castigable con prisión y multas excesivas.

Por ejemplo, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, realizó un juicio en febrero pasado por difamación contra tres directores y un columnista del diario líder de la oposición El Universo. La justicia sentenció a los acusados a tres años de prisión y les ordenó un pago de US$42 millones por daños y perjuicios.

Grupos de derechos humanos y libertad de prensa condenaron la decisión, a la cual el Comité de Protección a Periodistas catalogó como "un grave retroceso para la democracia en Ecuador”.

Correa dijo más tarde que perdonaría a los acusados y suspendería las multas, pero el episodio sirve de ejemplo de cómo Ecuador, como muchos otros gobiernos en la región, intenta controlar los medios de comunicación por motivos políticos, señaló Julio E. Muñoz, director ejecutivo de la Asociación Interamericana de Prensa, la cual trabaja con asuntos de prensa en todo el continente.

“Pregúntenle [al presidente de Venezuela] Hugo Chávez cómo controla los medios de prensa en Venezuela, sólo controla las señales [de transmisión]”, señaló Muñoz.

En Venezuela, Chávez ha cerrado decenas de emisoras de radio, ante lo que críticos han sugerido se trató de una represalia por informes críticos.

Las emisoras, en muchos casos carecían de licencia, y las transmisoras venezolanas habían denunciado que la preponderancia de estas emisoras interfería con las señales legales. Muñoz, sin embargo, dijo que se trataba de una táctica frecuentemente utilizada por los gobiernos de la región.

“En muchos países del hemisferio, el gobierno controla los medios de prensa al controlar las licencias”, afirmó. “Les dan las licencias a los buenos amigos y se las niegan a los otros”.

Muñoz también cuestionó el uso de la publicidad del gobierno como método de influenciar el mensaje.

“La publicidad pública es una de las principales formas de controlar los medios”, afirmó. “Le das la publicidad a los buenos, tus amigos, y se la niegas a aquellos que son críticos".

¿Le gusta este artículo?

0Rating_no

Añadir su comentario

Encuesta
¿Considera al crimen organizado una amenaza a la estabilidad de su país?
Ver resultados