¿Quiere que el español sea el idioma predeterminado para este sitio?
2012-08-01

Venezuela: Ciudadanos desafían inseguridad urbana

Por Beth Dalmau para Infosurhoy.com – 01/08/2012

Organizaciones ciudadanas buscan recuperar espacios urbanos, desafiando a la inseguridad y al hacinamiento.

TAMAÑO DEL TEXTO
El pasado junio, un grupo de 30 personas participó en un Picnic Urbano, una iniciativa de la organización de derechos ciudadanos “Ser Urbano”. (Beth Dalmau para Infosurhoy.com)

El pasado junio, un grupo de 30 personas participó en un Picnic Urbano, una iniciativa de la organización de derechos ciudadanos “Ser Urbano”. (Beth Dalmau para Infosurhoy.com)

CARACAS, Venezuela – Hace diez años, Angimar Bautista se mudó desde su ciudad de origen a Caracas y se sorpredió al darse cuenta que los residentes no querían salir por la noche.

“Era rarísimo no poder ir a una plaza con los amigos porque ‘Ay, los malandros’”, dijo Bautista, estudiante de artes y oriunda de Ciudad Bolívar, al este del país. “Todo el mundo vive con miedo de los malandros”.

Pero ella no.

Bautista era una de los 30 participantes del Pinic Urbano de principios de julio, evento organizado por la organización de derechos ciudadanos Ser Urbano y durante el cual cenaron y confraternizaron en horas de la noche en un espacio público en una de las ciudades más violentas de América Latina.

Según el Observatorio Metropolitano de Seguridad Ciudadana, una dependencia del gobierno de la ciudad, en 2011 se registraron 3.479 homicidios en Caracas.

Mientras tanto, el primer informe anual de la Comisión de Seguridad Pública para la Región Metropolitana de Caracas muestra que en el 93% de los casos las víctimas de asesinato, en esta ciudad de 6,5 millones de habitantes, son hombres de entre 15 y 24 años, y que un 90% de los homicidios implica un arma de fuego.

En total, hubo 19.336 homicidios en Venezuela el año pasado, cifra que está por encima de los 13.080 ocurridos en 2010, según la ONG Observatorio Venezolano de la Violencia.

Sin embargo, aquellos que participaron del Picnic Urbano no tuvieron miedo de asistir al evento.

La Plaza Don Bosco, un parque localizado al este de Caracas, fue el escenario para la cena compartida por los participantes. En los últimos cuatro años, los encargados de Ser Urbano han organizado Picnics Urbanos en numerosos parques, plazas, centros comerciales y otros espacios públicos de la ciudad.

José Orozco, periodista de 33 años y uno de los fundadores de Ser Urbano, dijo que “el grupo surge hace cuatro años de una angustia”, la de vivir con miedo en una ciudad donde el nivel de inseguridad es tan alto.

“La inseguridad en Caracas lleva a mucha gente a encerrarse, a llegar a la casa más temprano, a salir menos de noche”, djio Orozco, a medida que pasaba un recipiente con puré de plátano, arroz y verduras. “Si salen, más en carro que a pie. Caracas es una ciudad hecha a partir del carro, caminar es por tanto algo difícil”.

Orozco afirma que la organización Ser Urbano desea mostrar a los venezolanos cómo reclamar los espacios públicos y responder a la violencia con civismo.

“En marzo, organizamos un picnic en una calle donde Alex Duarte, miembro de Ser Urbano, fue asaltado”, agregó Orozco.

Ser Urbano es sólo una de las muchas organizaciones en Caracas surgidas en los últimos años como un esfuerzo por parte de los ciudadanos para reivindicar los espacios públicos y las calles de la ciudad con el objetivo de erradicar la violencia a nivel nacional.

Organizaciones tales como Collectivox, un colectivo de arte graffiti; Bicimamis , una ONG que alienta al uso de la bicicletas; y "Una Sampablera en Caracas,“ cuyo nombre alude a una histórica disputa en la capital, en la plaza de San Pedro, son solamente algunas de las nacientes organizaciones ciudadanas cuyos nombres reflejan la naturaleza de sus creativas actividades.

Además de organizar pinics, Ser Urbano organiza peleas de almohadas y “competencias de burbujas”, donde los participantes intentan crear la burbuja más grande.

“Sabemos que la gente piensa que esto es algo extraño porque no es común [en Caracas]”, dijo Orozco, “pero el mensaje que intentamos enviar es que organizar algo así es muy simple y cada cual puede hacerlo en su comunidad”.

Fue gracias a una pelea de almohadas que Bautista se convirtió en una gran admiradora de Ser Urbano.

“Cuando llegué no entendí nada, vi un poco de gente cayéndose a golpes con las almohadas pero pasándola buenísimo y me quedé”, afirma.

Bautista raramente falta a las actividades del grupo Ser Urbano porque, asegura, le han permitido vencer su timidez compartiendo con “gente chévere”.

“Ahora, me siento parte de la ciudad”, agregó.

¿Le gusta este artículo?

1

Añadir su comentario

Encuesta
¿Considera al crimen organizado una amenaza a la estabilidad de su país?
Ver resultados