¿Quiere que el español sea el idioma predeterminado para este sitio?
2012-08-13

Oficiales de UPP en favela Santa Marta aplican las reglas del juego

Por Nelza Oliveira para Infosurhoy.com – 13/08/2012

Cuatro oficiales de policía que también ejercen como árbitros de fútbol planean iniciar un curso de arbitraje amateur en aquella favela de Rio de Janeiro.

TAMAÑO DEL TEXTO
Cuatro miembros de la Policial Militar de las  UPP que se desempeñan como árbitros de fútbol (abajo hacia arriba): oficial Carlos Henrique Alves de Lima Filho, oficial Daniel Castro, capitán Márcio de Almeida Rocha y oficial Thiago Fortes. (Wagner Assis para Infosurhoy.com)

Cuatro miembros de la Policial Militar de las UPP que se desempeñan como árbitros de fútbol (abajo hacia arriba): oficial Carlos Henrique Alves de Lima Filho, oficial Daniel Castro, capitán Márcio de Almeida Rocha y oficial Thiago Fortes. (Wagner Assis para Infosurhoy.com)

RIO DE JANEIRO, Brasil – El capitán Márcio de Almeida Rocha, de 28 años, alterna entre dos profesiones: la de oficial de policía militar y la de árbitro de fútbol.

Los uniformes son diferentes pero la misión es casi idéntica.

“Mi experiencia como árbitro ayuda en la mediación de conflictos y en la integración en comunidades pobres”, afirma Rocha, quien cuenta con un título en Derecho y uno en Seguridad Pública. “Ya sea en la cancha o en la favela, se trata de mantener todo en calma”.

Desde hace nueve años, Rocha ha estado registrado como árbitro en la Federación de Fútbol de Rio de Janeiro (FERJ) y desde 2008 se ha desempeñado como árbitro en juegos a nivel estatal.

Hace cinco años pasó a formar parte de la Policía Militar del Estado de Rio de Janeiro (PMERJ) y en enero pasó a ser comandante de la UPP de la favela de Santa Marta.

El número de eventos deportivos ha aumentado considerablemente desde que la policía ganó el control de la favela. Como resultado de ello, Rocha pidió a tres colegas, que también alternan entre ser policías y árbitros, que formaran parte de su equipo en la UPP: Daniel Castro, de 27 años, Thiago Fortes, de 28 años y Carlos Henrique Alves de Lima Filho, de 22 años, todos oficiales.

“En la cancha, usamos nuestra autoridad y hacemos cumplir las reglas de la misma forma en que hacemos que se cumplan las leyes en las calles”, declara Castro, miembro de la PMERJ desde hace 16 meses y de la FERJ desde hace nueve.

Cómo combinar profesiones

Entre las razones por las que Rocha pidió a los tres oficiales que formaran parte de su equipo está la dificultad de encontrar un balance entre las dos profesiones, debido a sus exigencias.

La FERJ publica el horario de los partidos de fin de semana los jueves por la noche y el de los partidos que se juegan los días de semana, tanto diurnos como nocturnos, los lunes por la noche.

“La estructura burocrática de la PMERJ no nos da suficiente tiempo para hacer cambios a nuestro horario”, afirma Rocha. “La petición de cualquier cambio debe hacerse con al menos 72 horas de anticipación”.

Pero, los cuatro oficiales han sido capaces de manejar su horario como árbitros sin poner en riesgo su trabajo en la UPP de Santa Marta.

“Mi padre es policía y también solía ser árbitro de fútbol, mi sueño es poder hacer las dos cosas", afirma Lima Filho, único miembro del equipo que sirve como árbitro adjunto en la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

Curso de arbitraje en la favela

Los oficiales están planeando ofrecer un curso de arbitraje a los residentes de la favela a finales de agosto en la cancha que está al lado de la UPP de Santa Marta. Esto podría ayudar a mejorar la situación financiera de los residentes.

“Trabajar como árbitro te permite ganar dinero de inmediato”, afirma Rocha. “Cada partido extraoficial paga un promedio de $60 (US$30) a $80 reales (US$40). Uno puede trabajar como árbitro en various partidos de fin de semana y ganar cerca de $300 reales (US$150)”.

Rocha afirma que el proceso de pacificación ha sido totalmente completado en Santa Marta, que desde diciembre de 2008 es la primera favela de Rio de Janeiro que cuenta con una UPP.

“En la actualidad, nos concentramos en ofrecer capacitación”, afirma. “Los residentes de Santa Marta no están interesados solamente en mantenerse ocupados o en integrarse, también en generar dinero”.

Rocha agregó que la policía resuelve más asuntos de tipo social que crímenes.

“Los residentes vienen a pedirnos que ayudemos a mediar en peleas entre vecinos, por ejemplo. Nosotros actuamos con rapidez para evitar que en dichas peleas haya amenazas o violencia, lo cual las convertiría en asuntos policiales”, afirma Rocha, a quien también se le ha pedido ayudar a mujeres embarazadas y asegurarse de que residentes enfermos sean admitidos en los hospitales locales.

Los cuatro policías-árbitros también planean asociarse con la Federación de Fútbol 7 del Estado de Rio de Janeiro, la que coordina torneos 7-contra-7 en Aterro do Flamengo, un parque público en el sur de Rio de Janeiro en donde tradicionalmente se juegan campeonatos amateur.

Dicha asociación permitiría a los estudiantes del curso de arbitraje de la UPP de Santa Marta tomar un curso adicional de dos días para poder así arbitrar los partidos que se juegan en Aterro de Flamengo.

“Los complejos de apartamentos y las escuelas locales se han comprometido a contratar a nuestros estudiantes”, afirma Fortes, quien tiene un diploma en Educación Física.

Enfoque en la juventud de la favela

Aunque no hay requerimientos específicos para tomar el curso de arbitraje, los oficiales tienen en mente a un público en particular.

“Nuestro objetivo es llegar a la gente joven, aquellos de entre 19 y veinte y tantos años, ese es el grupo en que más estamos interesados”, declara Rocha.

Cuando la favela fue pacificada y se estableció la UPP, muchos de los jóvenes que solían hacer pequeños trabajos para los traficantes se quedaron sin nada que hacer, señala el policía.

“Creo que muchos de ellos desean que la UPP se vaya y que los traficantes regresen”, dice Rocha. “Queremos llegar a los miembros de ese grupo cuya vida parece ir a la deriva".

¿Le gusta este artículo?

1

Añadir su comentario

1 Comentario

  1. Maria de Fátima Monteiro 08/15/2012

    ¡Felicitaciones por la iniciativa! Santa Marta se lo agradece.

Encuesta
¿Considera al crimen organizado una amenaza a la estabilidad de su país?
Ver resultados