¿Quiere que el español sea el idioma predeterminado para este sitio?
2012-08-16

Brasil: Barco permite a comunidades aisladas del Amazonas acceso a la justicia

Por Karla Dutkievicz para Infosurhoy.com – 17/08/2012

En el estado de Amapá, el programa Justicia Itinerante, que prepara su viaje número 100, ha beneficiado a miles de personas que viven lejos de los centros urbanos.

TAMAÑO DEL TEXTO
El barco “Tribuna – A Justiça Vem a Bordo” (Tribunal - Justicia a bordo) lleva asistencia jurídica a las comunidades aisladas del estado brasileño de Amapá. (Cortesía Justiça Itinerante)

El barco “Tribuna – A Justiça Vem a Bordo” (Tribunal - Justicia a bordo) lleva asistencia jurídica a las comunidades aisladas del estado brasileño de Amapá. (Cortesía Justiça Itinerante)

SÃO PAULO, Brasil – El día 18 de agosto quedará marcado en la vida de muchas comunidades aisladas de la selva amazónica.

Será el inicio del viaje número 100 de Justiça Itinerante, un programa del Tribunal de Justicia de Amapá que lleva asistencia jurídica a las comunidades geográficamente aisladas.

Los viajes se realizan en barco porque el estado está ubicado en la Selva Amazónica, y el 70% de su territorio está entrelazado por ríos y selvas.

Según el Instituto Brasilero de Geografía y Estadística (IBGE), cerca de 60 mil personas viven en comunidades aisladas entre la selva o los ríos, lejos de los centros urbanos del estado.

La jueza del Tribunal de Apelación, Sueli Pereira Pini, ingresó al programa en 1996 y coordinó la iniciativa hasta el 2005. Desde entonces, se alterna con otros jueces para realizar estos viajes.

Antes de embarcar en su primer viaje, no tenía idea de lo que iba a encontrar.

“Fue un viaje a través del tiempo. Encontré personas asiladas de la civilización, sin energía eléctrica ni servicios sanitarios", recuerda Pereira Pini, la primera mujer jueza de un tribunal de apelaciones en el Tribunal de Justicia de Amapá. “Descubrí que es aún peor el aislamiento cultural que la ubicación geográfica".

Según Pereira Pini, pronto se dio cuenta de que aquellas personas precisaban mucho más que lo que el barco de Justicia Itinerante tenía para ofrecer. Los problemas no se limitaban a conflictos por las tierras, divorcios y otras cuestiones jurídicas.

Había ribereños sin documentos, y faltaban servicios sociales, atención médica y educación.

Muchos hacían fila para preguntar qué era lo que la jueza tenía para ofrecer, en tanto que otros llegaban para pedir dinero y comida.

Como resultado, la magistrada fue agregando nuevos servicios en cada viaje. Representantes de la pastoral de la infancia Pastoral da Criança, del Ejército, de la Justicia Electoral, como así también médicos, dentistas y técnicos del área de saneamiento, la acompañaron en los viajes.

“Hubo viajes en que llegamos a llevar hasta 16 servicios públicos diferentes con nosotros", precisó la jueza.

A lo largo de casi dos décadas, el programa terminó proporcionando mucho más que acceso a la justicia. El barco, que parte cada dos meses en viajes de una semana, también ofrece acceso a educación y servicios al ciudadano a miles de personas.

“Conocí madres de niños discapacitados que no sabían que tenían derecho a recibir asistencia del Estado”, añadió. "La misión más importante de Justicia Itinerante es poner fin al analfabetismo jurídico".

Próxima parada: el archipiélago

Al zarpar el próximo día 18 de agosto, el barco “Tribuna – A Justiça Vem a Bordo” (Tribunal -Justicia a bordo) seguirá hasta el Archipiélago de Bailique, un distrito de Macapá, la capital del estado. La región tiene cerca de 11 mil habitantes, distribuidos en 50 comunidades.

El viaje desde el centro de Macapá al archipiélago llevará entre 10 y 12 horas de barco.

Durante una semana, cerca de 40 personas utilizarán el barco como casa y oficina. Además de un juez, atenderán a la población del archipiélago representantes del Ministerio Público, de la Compañía de Agua y Saneamiento de Amapá, la Defensoría Pública, el Tribunal Regional Electoral y el Instituto de Medio Ambiente y Reordenamiento Territorial.

A lo largo del día, el barco será un espacio multidisciplinario, con sala de audiencias, espacio para películas y narración de cuentos para niños. Por la noche, se convertirá en dormitorio, con decenas de redes coloridas para que descansen los funcionarios públicos y la tripulación.

Leslie Ferraz, especialista en acceso a la Justicia y profesora de Derecho de la Pontificia Universidad Católica (PUC) de Rio de Janeiro, participó en dos viajes fluviales al archipiélago de Bailique, en 2005 y 2011.

“Es impresionante como la comunidad se desenvolvió en ese período”, afirmó Ferraz, que también es investigadora visitante del Instituto de Investigación Económica Aplicada (Ipea).

Ferraz sostiene que el progreso que vio en su segundo viaje no se limitaba al desarrollo económico del archipiélago, que fue favorecido con el Programa del gobierno federal Bolsa Familia (Subsidio Familiar) y con otras iniciativas.

La profesora afirma que pudo constatar un gran desarrollo social en la región, con el surgimiento de nuevos liderazgos y una mejor comprensión de todos sus derechos como ciudadanos.

“Lo que me llamó más la atención es que las personas tomarán conciencia de sus propios derechos", expresó Ferraz, quien destaca además el potencial transformador del programa. “Más que democratizar el acceso a la Justicia, el programa hace más informal el Poder Judicial, en el sentido de adecuarlo a los diferentes públicos, dinámicas sociales y demandas comunitarias".

Desde abril, Ferraz trabaja en una investigación de IPEA para realizar un mapeo de todos los programas de justicia itinerante de Brasil.

Este tipo de programas comenzó en Brasil en 1995, con la creación de juzgados especiales.

En 2004, la Enmienda Constitucional No. 45 incluyó la justicia itinerante en la Constitución de Brasil. Desde entonces, las justicias estatales y federales tienen la obligación de ofrecer este tipo de programa para la población. Rio de Janeiro, São Paulo, Ceará, Sergipe y Pará son algunos de los estados que introdujeron fuertes iniciativas en tal sentido.

En Amapá, los viajes por el río se realizan bimestralmente a partir de 1996. El costo anual del programa es de R$ 276.500 (US$136.887), según la investigación de Leslie Ferraz.

Sin dinero para ir a la capital

En el barco de Justiça Itinerante, se realizan todo tipo de procesos legales. Se decretan divorcios, se resuelven disputas por tierras, como así también se resuelven casos que van desde homicidios y asaltos hasta disputas por tenencia de hijos.

Muchas personas esperan la llegada del barco para resolver sus problemas, ya que muchas no cuentan con los R$70 (US$34.60) que cuesta el pasaje ida y vuelta al centro de Macapá para iniciar procesos de rutina , como un pedido de divorcio.

Ese fue el caso de Maria do Carmo, una habitante de Bailique que atendió Leslie Ferraz en su último viaje.

“Ella llegó a renunciar a su derecho a los beneficios de la Seguridad Social porque no tenía suficiente dinero para pagar su viaje y el de dos testigos hasta las oficinas del centro de la ciudad", relató.

El Tribunal de Justicia de Amapá no tiene registro de cuántas personas fueron beneficiadas en las últimas dos décadas. Según Leslie Ferraz, en el primer viaje en el que participó en 2005, se realizaron 4.782 consultas con los diversos servicios públicos.

"La Justicia Itinerante es la experiencia más concreta de democratización del acceso al gobierno que tuve la oportunidad de conocer", concluyó.

¿Le gusta este artículo?

13Rating_no

Añadir su comentario

13 Comentarios

  1. marcio 09/13/2012

    Muy buena esta iniciativa, actitud loable.

  2. antonio alves de souza 09/12/2012

    Me encantó la idea de una gran profesional, felicitaciones

  3. selma 09/12/2012

    Yo soy pasajera y me parece que es una falta de respeto con los motoristas de Dias d'Avila a los patrones no les importa siquiera que el motorista perdió la vida y ahora lo reemplazarán esta administración no está resolviendo nada

  4. jamis da silva 09/11/2012

    Este reporte sobre los tribunales de justicia es realmente muy admirable, la justicia que fue al encuentro de los ribereños, pero por otro lado los tribunales electorales también van, ellos también hacen su papel me da gusto saber que de alguna forma hay un órgano de gobierno comprometido con la sociedad.

  5. dimas sias reis 09/10/2012

    YO ENTIENDO QUE LA JUSTICIA TIENE QUE ESTAR EN TODAS PARTES, POR ESO LA NOTA ES 1000000000000000.

  6. MANOEL DIAS 09/09/2012

    Este artículo provoca leerlo varias veces, yo soy de Amapá y estoy viviendo actualmente en Goiânia, estado Goiás, felicitaciones a la justicia de mi estado. Los políticos deberían reflejarse en personas como las de la justicia de Amapá. Que Dios les dé protección en sus viajes por los ríos de la Amazonía.

  7. vanderleygomes 09/09/2012

    Este atacante del IME de Chile debería ir al equipo de São Paulo

  8. junior 09/09/2012

    Sólo espero que realmente haya justicia.

  9. cintia ortiz 09/08/2012

    la mejor no ticia

  10. JAIRO MARTINS 09/06/2012

    Soy de Río de Janeiro, estamos bien distantes, pero rogando a DIOS para que levante a más personas valientes y comprometidas como ustedes. Esto es lo que se llama tener amor por la vida y al prójimo. FELICITACIONES. JAIRO

  11. luiz alberto caris 09/02/2012

    El tiempo que estas CEPIS pierden con cosas que no valen nada deberían preocuparse con enviar enseñanza para esas personas

  12. Geraldo Rodrigues Vasconcelos 09/02/2012

    Son personas como ustedes las que hacen del ser humano un verdadero ciudadano felicito a todos los del barco de la justicia itinerante y ¡que Dios los bendiga.!

  13. Mauricio Rêllo Falcão 08/22/2012

    Este ejemplo de justicia, del Tribunal de Justicia de Amapá para las comunidades de la Amazonía es un gran avance del Poder Judicial y, felicito a aquellos brasileños quienes ayudan a las personas de este país. Espero que los Poderes Ejecutivo y Legislativo puedan ejercer su trabajo con la misma dedicación con el fin de dejar una obra que jamás será olvidada por sus hijos, nietos, parientes cercanos y para la población en general.

Encuesta
¿Considera al crimen organizado una amenaza a la estabilidad de su país?
Ver resultados