¿Quiere que el español sea el idioma predeterminado para este sitio?
2012-08-17

Colombia: Las FARC atacan infraestructura energética

Por Carlos Andrés Barahona para Infosurhoy.com – 17/08/2012

Entre enero y junio de 2012, han habido 67 atentados explosivos a oleoductos, un aumento de 253% comparado al mismo período del año anterior, cuando grupos terroristas realizaron 19 ataques.

TAMAÑO DEL TEXTO
Grupos terroristas como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han secuestrado a 14 ingenieros y asesinado a dos en lo que va del año, mientras continúan atacando al sector energético del país. (Jaime Saldarriaga/Reuters)

Grupos terroristas como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han secuestrado a 14 ingenieros y asesinado a dos en lo que va del año, mientras continúan atacando al sector energético del país. (Jaime Saldarriaga/Reuters)

BOGOTÁ, Colombia – Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) detonaron un artefacto explosivo en una torre de alta tensión este 16 de agosto en la localidad de Cajapi, municipio de Tumaco, ubicado en el departamento de Nariño, en el suroeste del país, seis días después que otro atentado dejara sin energía eléctrica a esa localidad.

Un día antes, tres trabajadores de Centrales Eléctricas de Nariño murieron mientras trataban de reponer el flujo de energía eléctrica en un área rural de Tumaco, tras entrar a un campo minado sin darse cuenta, .

El incidente en Tumaco ocurre después que terroristas de las FARC llevaran a cabo una serie de atentados contra un depósitos de petróleo y torres de tendido eléctrico en el departamento de Norte de Santander, en el noroeste del país, el 14 de agosto.

Los ataques a la infraestructura energética de Colombia por grupos como las FARC y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) han aumentado en forma radical los últimos meses. Entre enero y junio de 2012, han habido 80 atentados explosivos a oleoductos y torres eléctricas, comparado con 62 durante el mismo período de 2011.

Los ataques a oleoductos han aumentado dramáticamente. Entre enero y junio de 2012, han habido 67 atentados explosivos a oleoductos, un aumento de 253% comparado al mismo período del año anterior, cuando se registraron 19 ataques. La empresa Ecopetrol informó que, en promedio, estos ataques significan 11 mil barriles de petróleo diarios menos de producción.

Además, 14 ingenieros han sido secuestrados y dos han sido asesinados. este año, según información de prensa. El 13 de agosto, el ELN liberó a la ingeniero ambiental Gina Uribe, junto a una periodista al Comité Internacional de la Cruz Roja.

Carlos Rafael Castro, un ingeniero de 45 años que trabajó ocho años en el departamento de Arauca para Ecopetrol, no quiso terminar como uno de sus colegas y renunció en agosto pasado.

“No me sentía seguro [en mi trabajo]”, dice. “Es cierto que las empresas no tienen la culpa y pagan buenos sueldos a los ingenieros de campo. Sin embargo, mi seguridad está primero y por esa razón renuncié”.

Castro dice estar preocupado del costo que estos ataques tienen para la potente industria petrolera en Colombia específicamente, la que según Ecopetrol tuvo que bajar su pronóstico para el fin de 2012 de 800 mil a 780 mil barriles diarios de producción de petróleo.

“[Las FARC y el ELN están] costándole millones de dólares al país”, dice Castro. “Están generando desconfianza en los inversionistas extranjeros, están hostigando a los que trabajamos honestamente y, por supuesto, están secuestrando y extorsionando a todo el sector energético, petrolero y minero de Colombia”.

La razón detrás del aumento de ataques se encuentra en un cambio de estrategia de grupos terroristas como las FARC y el ELN para obtener recursos, según el documento “La Seguridad Nacional en Colombia 2011”, publicado por el Centro Seguridad y Democracia de la Universidad Sergio Arboleda.

“[Los grupos terroristas] han aumentado su actividad extorsiva para compensar la caída de sus ingresos derivados del narcotráfico, así como por su mayor utilización por grupos de delincuencia común, y todos tratando de extraer violentamente recursos de las actividades económicas que han mostrado más dinamismo recientemente, como la minería, el sector energético y el petrolero,” establece el documento.

Según información publicada por el periódico colombiano El Tiempo, los grupos terroristas piden extorsiones de hasta US$30,000 para evitar posibles atentados a las caravanas que llevan ingenieros o suministros.

Gustavo Sánchez, un ingeniero eléctrico de 36 años que trabaja en Centrales Eléctricas de Nariño (CEDENAR) y cuya función es reparar el flujo energético tras atentados, dice que muchas veces la protección que ofrecen las autoridades no comprende toda el área que sirve la empresa.

“Las autoridades cubren los espacios atacados, pero muchas veces no están en zonas de posibles ataques”, dice. “Cuando salgo con mi equipo en alguna ronda para mantenimiento, muchas veces soldados de las FARC nos detienen y nos interrogan. He pensado que voy a ser secuestrado varias veces, pero me he salvado porque simplemente no tengo un rango alto, pero sé de otros secuestros a funcionarios en sectores como el petrolero o minero”.

El presidente Juan Manuel Santos dijo a fines de julio pasado en Rionegro, departamento de Antioquia, que los grupos terroristas no tienen otra opción que atacar al sector que más crece en la economía colombiana.

“A mi juicio las FARC y el ELN no le combaten de manera abierta a las fuerzas armadas porque no tienen cómo y les resulta más fácil recurrir al terrorismo puro”, dijo. “Basados en el terrorismo han encontrado en el sector de minas, energía y petróleo la mejor manera para herir la economía del país”, dijo el mandatario colombiano.

Pero el gobierno está decidido a poner un punto final a esta situación, tal como lo señaló el ministro de Minas y Energía, Mauricio Cárdenas.

“Repudiamos cualquier acto de terrorismo porque afecta a la población más vulnerable de nuestro país y muestra que estas organizaciones terroristas han perdido todo respeto por la dignidad humana y el bienestar de los colombianos”, dijo.

Ante los ataques de las FARC, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, aseguró a que el próximo año se incorporarán siete nuevos batallones para proteger la infraestructura energética del país, para apoyar a los 11 que ya existen.

“Estamos aumentando esa capacidad en un 40 por ciento", dijo Pinzón, quien añadió que la seguridad será apoyada además con helicópteros, aviones y vehículos blindados.

Mientras, efectivos de la Armada colombiana desactivaron el 16 de agosto tres artefactos explosivos imporovisados, equivalentes a 30 kilos de trinitrotolueno en Cajapi, área rural del municipio de Tumaco, departamento de Nariño.

En lo que va del año, la Fuerza Naval del Pacífico ha desactivado y destruido de manera controlada más de 295 kilos de explosivos.

Además, el pasado 13 de agosto, el Ejército Nacional detuvo a cuatro de los autores de una voladura de torre eléctrica en Buenaventura, departamento de Valle del Cauca, que dejó sin electricidad a 80 mil personas por dos días. Además, en el operativo murieron otros tres supuestos terroristas.

“Fue prácticamente desarticulada toda una comisión de ese frente (Manuel Cepeda Vargas, de las FARC) que (a) lo que anda dedicado es al terrorismo descarado. Ellos fueron los causantes de la destrucción de la torre que ha afectado el suministro de energía [en Buenaventura]", dijo Pinzón.

Los ataques no han desincentivado el compromiso del gobierno de Santos a expandir el acceso a energía eléctrica en el país.

Según cifras oficiales, 53 mil familias en zonas rurales del país cuentan ahora con servicio de electricidad, además de la inclusión de 676.900 familias en el sistema de gas domiciliario.

¿Le gusta este artículo?

0

Añadir su comentario

1 Comentario

  1. oscar 08/19/2012

    colombia al igual que paraguay tiene fronteras con estos paises SOCIALISTAS DEL SIGLO XIX,pavada de problema para los colombianos,cuando entraron en ecuador para desbaratar un grupo de las FARC tuvo tremendo problema,conste que se comprobo que eran guerrilleros que se campamentaban en la frontera con asistencia del gobierno ecuatoriano,

Encuesta
¿Considera al crimen organizado una amenaza a la estabilidad de su país?
Ver resultados