¿Quiere que el español sea el idioma predeterminado para este sitio?
2012-08-22

Perú se compromete en lucha regional contra las drogas

Por Pedro Hurtado Cánepa para Infosurhoy.com – 22/08/2012

Autoridades refuerzan política de reemplazo de cultivos y prevención de lavado de dinero proveniente del narcotráfico.

TAMAÑO DEL TEXTO
Una agricultora de la región San Martín, que se dedicaba al cultivo de hoja de coca, muestra un cacao abierto. El cacao ha servido para que los campesinos se alejen de los cultivos ilegales de hoja de coca. (Cortesía Devida)

Una agricultora de la región San Martín, que se dedicaba al cultivo de hoja de coca, muestra un cacao abierto. El cacao ha servido para que los campesinos se alejen de los cultivos ilegales de hoja de coca. (Cortesía Devida)

LIMA, Perú – En la lucha contra las drogas, la responsabilidad debe ser común y compartida entre los países productores y consumidores de narcóticos.

Así lo establece la “Declaración del Lima”, el documento no vinculante fruto de la Conferencia Internacional de Ministros de Relaciones Exteriores y Jefes de Organismos Internacionales Especializados contra el Problema Mundial de las Drogas, que se realizó en Perú en junio 2012.

La declaración, firmada por las 61 delegaciones que fueron parte de la conferencia, subraya la necesidad de lograr respuestas dinámicas y eficientes de la comunidad internacional respecto de tráfico de narcóticos.

“Urge fortalecer la cooperación internacional, tomando en cuenta la realidad de los países afectados, principalmente de aquellos en desarrollo”, dijo Carmen Masías Claux, presidenta ejecutiva de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida). “[El problema de las drogas] debe abordarse en un marco multisectorial, regional y bilateral”.

Perú fue el mayor productor de cocaína en la región en 2011, con 325 toneladas, seguido de Bolivia con 265 toneladas y Colombia con 195 toneladas según un informe de la Oficina para la Política Antidrogas de Estados Unidos (ONDCP).

La Declaración de Lima insta a países productores de hoja de coca, como Perú, Colombia y Bolivia, tomar las medidas necesarias para lograr resultados concretos contra el crimen organizado, según el representante en Perú de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), Flavio Mirella.

“La ONUDD tiene la disposición de apoyar a las autoridades peruanas y por ello, brindará su cooperación en materia de recursos humanos a través de la capacitación y asesoramiento a los actores directamente involucrados en las redes nacionales, redes regionales y globales que trabajan en contra de los narcóticos”, dijo Mirella.

Los principales mercados para el comercio de cocaína continúan siendo Norteamérica, Europa y Oceanía, según el Informe Mundial de Drogas 2012 de la ONUDD.

En este sentido, la Declaración de Lima establece en uno de sus puntos el compromiso entre las naciones para fortalecer la cooperación internacional para atacar los esquemas de lavado de dinero de los narcotraficantes, con el fin de lograr la identificación, embargo preventivo e incautación los bienes ilícitos provenientes del narcotráfico, según el experto en tema de narcóticos y consultor de la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas – Perú, Federico Tong Hurtado.

Pero para lograr este objetivo, es vital lograr un acuerdo entre las unidades de inteligencia financiera de los países de la región, con el fin de detectar a quienes se dedican al lavado de dinero y judicializar a los criminales, dijo Tong. Por ejemplo, la Unidad de Inteligencia Financiera de Perú investiga todas aquellas transacciones de peruanos y extranjeros que superen los US$ 10.000, así como los juegos de apuestas en casinos e hipódromos cuyo monto supere los US$ 2.500.

La ONUDD reportó en julio 2012 que en los últimos cinco años, en Perú se lavaron US$ 5,347 millones, de los cuales US$ 4,873 proceden del tráfico ilícito de drogas, es decir, un 91.1%.

“Estas cifras muestran una clara influencia de las actividades relacionadas con el crimen organizado en Perú”, dijo Tong.

Reemplazo de cultivos

Tras firmar la Declaración de Lima, el Perú logró financiamiento por US$ 42 millones para el período 2012-2016, gracias a fondos aportados por la Unión Europea.

Masías indicó que los recursos se destinarán a la capacitación de fiscales especializados en el combate a los narcóticos y apoyo a los productores que deseen reemplazar sus cultivos de hoja de coca por café, cacao, palmito y palma aceitera.

Tong alabó la labor de las autoridades peruanas contra el narcotráfico, principalmente la iniciativa de sustitución de los cultivos de hoja de coca por los llamados cultivos alternativos.

“En este aspecto Perú tiene un rol protagónico que debe servir de modelo a los países de la región”, dijo Tong.

Según ONUDD, en la actualidad, existen unas 78,000 hectáreas asistidas por cultivos alternativos comparados con las 61,200 hectáreas de plantaciones de hoja de coca ilegales. Un año atrás, se contabilizaban 59,900 hectáreas de hoja de coca ilegales frente a unas 80,000 hectáreas de cultivos alternativos.

“La erradicación [por sí sola de cultivos] no disminuye la producción de cocaína, por tanto, la reducción de cultivos es más conveniente y se logra a través del abandono, sustitución [y] reducción voluntaria y forzosa”, dijo Ricardo Soberón, ex titular de Devida Soberón, quien añadió que para ello es clave establecer un diálogo franco entre las autoridades y los campesinos.

Según Devida, 14 asociaciones de agricultores que inicialmente se dedicaban a los cultivos de la hoja de coca hoy se dedican a la producción de cacao, café, palmito y palma aceitera, productos que generaron ventas por US$ 150 millones durante el 2011.

En el 2010, eran 13 las organizaciones campesinas y sus ventas alcanzaron los US$ 92.3 millones, segun Mirella.

“Los resultados obedecen al escenario de buenos precios en los mercados internacionales que se mantienen ascendentes desde 2006 principalmente para el café, cacao y palma aceitera; y la recuperación de la demanda en los principales mercados al superar la crisis financiera internacional”, afirmó.

Bélgica, Estados Unidos y Alemania son los principales destinos de estos productos, los que en conjunto significaron US$ 67 millones en ventas en 2011. Luego se encuentran Holanda, Suecia, Reino Unido, Canadá e Italia.

Según Soberón, las conclusiones de la cumbre antidrogas no tendrán mayor impacto si los países afectados por el narcotráfico no fortalecen el apoyo social y presencia del Estado en las zonas de producción de coca.

“En las zonas cocaleras [del Perú], es notoria la ausencia del Estado, y por ello, la población no tiene mayores opciones a los cultivos ilegales”, dijo.

En junio de 2012, el ex presidente del Consejo de Ministros, Óscar Valdés Dancuart, anunció una partida de unos US$ 18.8 millones para lograr una mayor presencia del estado en las zonas cocaleras del Valle de los ríos Apurímac y Ene Rivers (VRAE), la mayor cuenca cocalera del país y donde se ha reportado actividad de Sendero Luminoso.

“Nuestros ejes de trabajo serán; la lucha contra la pobreza, la desigualdad social, el terrorismo y el crimen organizado y narcotráfico”, dijo Valdés Dancuart en la oportunidad.

¿Le gusta este artículo?

1Rating_no

Añadir su comentario

Encuesta
¿Considera al crimen organizado una amenaza a la estabilidad de su país?
Ver resultados