¿Quiere que el español sea el idioma predeterminado para este sitio?
2012-10-19

México: Policías sordomudos luchan contra el crimen en Oaxaca

Por Sergio Ramos para Infosurhoy.com – 19/10/2012

El potente sentido visual y la capacidad para leer los labios de los oficiales, conocidos como ‘Ángeles del Silencio’, ayudan a la prevención de delitos.

TAMAÑO DEL TEXTO
Unas 230 cámaras de seguridad ubicadas en el centro histórico y áreas conurbadas de Oaxaca, en México, alimentan el Centro de Videovigilancia. Un equipo de 20 policías sordomudos monitorean las cámaras en busca de actividad sospechosa. (Cortesía Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca).

Unas 230 cámaras de seguridad ubicadas en el centro histórico y áreas conurbadas de Oaxaca, en México, alimentan el Centro de Videovigilancia. Un equipo de 20 policías sordomudos monitorean las cámaras en busca de actividad sospechosa. (Cortesía Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca).

OAXACA, México – Las 230 cámaras de seguridad que monitorean las calles del centro histórico de Oaxaca, al suroeste de México y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987, están siendo vigiladas por policías que si bien no pueden escuchar, sí pueden observar.

El Centro de Control de Comando y Comunicación (C4) de la Policía de Oaxaca fue reabierto en mayo pasado tras seis años de no funcionar como debía por problemas de mantenimiento. Pero como las cámaras de seguridad no contaban con micrófonos, las autoridades no sabían qué estaban diciendo los sospechosos de ejecutar delitos.

Así, se llegó a la conclusión de que lo ideal sería contratar personal sordomudo, por lo que las autoridades se pusieron en contacto con la Asociación Estatal de Sordomudos en busca de las personas adecuadas para el trabajo, según Ignacio Villalobos Carranza, subsecretario de información y desarrollo institucional de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca.

La iniciativa ha permitido que los oficiales sordomudos del C4 puedan prevenir delitos y aprehender a delincuentes en el centro de la ciudad, el área más visitada por turistas.

“La primera ventaja que nos dieron [los policías sordomudos] es que pueden leer los labios”, comenta Villalobos Carranza. “El segundo atributo que les vimos es que ellos, al haber perdido el habla y el oído, potencializan el sentido de la vista, entonces ven mejor que las personas comunes”.

Antes de formar parte del equipo de policías sordomudos, Alicia, de 28 años y quien no entregó su apellido por razones de seguridad, era auxiliar de asistente ejecutiva en un despacho contable. Pero cuando la Asociación Estatal de Sordomudos, a la que ella pertenece, le informó que la Secretaría de Seguridad Pública estaba buscando personal, Alicia no lo pensó dos veces.

“Los hipoacúsicos [personas que no son 100% sordomudas] no tenemos distracción con ruidos externos y nuestra atención está puesta en las cámaras de vigilancia”, dice Alicia a través de un intérprete. “Yo personalmente he detectado a personas que se drogaban en la vía pública o a individuos que son agresivos con otros”.

Otra de las ventajas de los policías sordomudos es su capacidad para intuir si una persona está nerviosa o realiza movimientos sospechosos, dice Villalobos Carranza, lo que ha permitido a las autoridades detener a personas armadas, que vendían droga o que planeaban un asalto contra peatones.

El pasado 12 de julio, Alicia identificó a dos individuos sospechosos. Durante varios minutos estuvieron parados en una esquina, observando en todas direcciones, hasta que un automóvil pasó junto a ellos y se detuvo. Uno de los sospechosos se recargó en la ventana del lado del conductor. Era casi medianoche y las cámaras no permitían determinar a simple vista lo que ellos hablaban. Pero gracias al desarrollado sentido visual de Alicia, ella pudo ver que el chofer entregó varios sobres.

Alicia comunicó su descubrimiento al intérprete de turno, quien a su vez dio aviso a los policías en la calle. Los agentes detuvieron a los dos hombres, los que están siendo procesados por narcotráfico.

Estado pionero

Oaxaca es el primer estado mexicano en llevar a cabo una iniciativa de este tipo, según Villalobos Carranza.

Esto significó la creación de un procedimiento especial para aplicar los exámenes de control de confianza que todas las policías mexicanas están realizando a sus servidores públicos, de acuerdo a la reciente Ley General del Sistema Federal de Seguridad Pública.

En la primera etapa del proyecto, se contrató a 20 sordomudos de entre 24 y 28 años. Los nuevos empleados fueron capacitados no sólo en las labores de vigilancia, sino también en la operación de cámaras y computadoras del C4, que a su vez está en línea con el Centro de Videovigilancia de la capital del estado.

Además, en cada turno cuentan con la ayuda de cuatro intérpretes, los que sirven de enlace con los diferentes cuerpos policiales del estado.

Oaxaca no ha padecido por la ola de violencia relacionada al narcotráfico que ha afectado particularmente al norte del país.

Entre 2006 y 2011, Oaxaca ha mantenido un número de homicidios estable, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En 2011, se reportaron 582 homicidios, muy por debajo de los presentados en estados como Chihuahua (4.502), Guerrero (2.425) y Nuevo León (2.177). En 2006, Oaxaca presentó 550 homicidios, Chihuahua 648, Guerrero 768 y Nuevo León 179.

Sin embargo, la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre la Seguridad Pública (ENVIPE) de 2011 revela que 445.740 de los casi cuatro millones de habitantes de Oaxaca han sido víctimas de delitos como robo, daño en propiedad ajena y extorsión. Esto representa un 13.5% más que los delitos reportados en 2010.

Segunda etapa

La segunda etapa del proyecto contempla inaugurar en noviembre de 2012 otros centros de videovigilancia en las zonas costeras del estado, como Puerto Escondido, Huatulco y la Cuenca del Papaloapan. El personal sordomudo adicional será capacitado por los que actualmente operan en Oaxaca.

Villalobos Carranza anunció que serán alrededor de 200 cámaras más que operarán en esta zona de la costa y la inversión estimada será de $56 millones (poco más de US$4,3 millones). El monto incluye el costo de las cámaras, software, capacitación y acondicionamiento de los centros de videovigilancia.

“Nos interesa sobre todo vigilar aquellas zonas vulnerables y las que más son visitadas por los turistas”, agrega Villalobos Carranza.

La sociedad civil está particularmente complacida con la iniciativa.

“No sólo se le da trabajo a estas personas que batallan mucho para encontrarlo sino que además nos sentimos cuidados”, dice Lorena Rojas, una habitante del centro de Oaxaca.

La sociedad ya conoce a los policías sordomudos como “Ángeles del Silencio”, según Villalobos Carranza.

“Nos dimos cuenta que son personas sumamente comprometidas con su trabajo. Hay veces que cuando terminan sus turnos se van a la calle a revisar si hay puntos muertos, puntos adonde las cámaras no alcanzan, y luego ellos mismos corrigen esos detalles”, concluye.

¿Le gusta este artículo?

5

Añadir su comentario

1 Comentario

  1. RAINER BERND MARCUS GIETZEL 02/26/2013

    CADEFIPA: UNA CHACRITA DE APOYO A LOS DEFICIENTES AUDITIVOS SI YO SOY VOLUNTARIO SIEMPRE AYUDO A LAS PERSONAS SORDAS Y MUDAS SOLO QUE SI TIENEN CUALQUIER PROBLEMA PROPIO CULPAN A LOS POLICIAS CUANDO LA POLICIA GOLPEA AL DEFICIENTE EN GENERAL ¿ESTA PROHIBIDO ESO POR SI ACASO OK?

Encuesta
¿Considera al crimen organizado una amenaza a la estabilidad de su país?
Ver resultados