¿Quiere que el español sea el idioma predeterminado para este sitio?
2012-08-15

Iker Casillas trabaja con niños en Venezuela

Por Mario A. Beroes Ríos para Infosurhoy.com – 15/08/2012

El arquero del equipo español Real Madrid se encontró recientemente con 4.500 niños venezolanos para enseñarles cómo lograr sus objetivos a través del esfuerzo.

TAMAÑO DEL TEXTO
Iker Casillas regala una camiseta autografiada a Emmanuel Pose, uno de los pintores jóvenes más prometedores de Venezuela. Casillas elogió a Pose, quien tiene problemas de audición, por su determinación. (Carlos Garcia Rawlins/Reuters)

Iker Casillas regala una camiseta autografiada a Emmanuel Pose, uno de los pintores jóvenes más prometedores de Venezuela. Casillas elogió a Pose, quien tiene problemas de audición, por su determinación. (Carlos Garcia Rawlins/Reuters)

CARACAS, Venezuela – El gol que el estudiante de 12 años del Instituto Campo Alegre, Patrick Duncan, marcó nunca lo olvidará.

El balón se encontraba a 11 metros de la meta y la única persona parada entre el oriundo de Caracas y la gloria era el mejor arquero del mundo: Iker Casillas del Real Madrid y de la selección española de fútbol, ganadora de la Copa Mundial en 2010 y de los dos últimas Copa UEFA.

Duncan remató un tiro que se elevaba mientras Casillas iba hacia la derecha, el balón le pasó por encima y entró al arco.

“Estoy feliz y súper contento de conocerlo”, dijo Duncan. “Le chuté un penalti y no pudo parármelo”.

Duncan es uno de los casi 4.500 niños de entre 11 y 16 años que asistieron a la clínica de fútbol que Casillas dictó en el Estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela, en Caracas, durante una visita al país sudamericano auspiciada por el banco español BBVA, de amplia presencia en ese país.

Pero la clínica no fue únicamente sobre cómo eludir y rematar, Casillas habló también sobre cómo la ética, los valores y el esfuerzo son elementos clave para lograr el éxito, tanto dentro como fuera de la cancha.

“Sé que soy el espejo de muchos niños y eso me emociona y me abruma un poco, ya que es una enorme responsabilidad”, agregó. “A ellos hay que enseñarles que lo que hago no es producto de la suerte, es producto del trabajo, que a veces no es tan grato, pero que tiene sus satisfacciones y yo las he disfrutado”. Casillas dijo que sin disciplina no hubiese logrado lo que ha conseguido en la vida.

“Nos educaron para ser campeones y también buenas personas”, agregó. “Para mi lo más importante son los valores, eso es lo que realmente vale en la vida”.

Casillas elogió el trabajo que viene haciendo la selección nacional venezolana, la cual cuenta con jugadores que son “excelentes y que conozco, ya que juegan en La Liga donde yo juego”.

“El cambio es fruto del trabajo”, dijo Casillas, “y esto lo pueden aplicar a ambas selecciones”, tanto la española como la venezolana.

César Farías, director técnico de la selección venezolana, agradeció las palabras de apoyo de Casillas.

“Venezuela está en proceso de construcción de su sueño, y aunque sabemos que no será fácil, muchos factores deben jugar a su favor en la estructura general del fútbol nacional, en las selecciones de categorías menores y en los semilleros regados por todo el país”, dijo Farías. “No vamos a abandonar el sueño de participar en un Mundial. [Los venezolanos] hemos vivido momentos duros, pero la selección ha sido un bálsamo y no podemos fallarle a un país que nos ha apoyado en todo momento”.

Farías declaró que ha prestado atención a las estrategias utilizadas por la selección española, la cual se ha vuelto un modelo para los venezolanos.

“El ejemplo de España ofrece un camino no solo de esperanza, sino de visión de cómo se puede hacer que un equipo, en representación del país, tenga éxito”, agregó.

Casillas dejó una profunda impresión en los niños.

Rosmeidi Crespo, del Colegio San Vicente, dijo que era una “oportunidad única”. Añadió que ver a un jugador de su clase tan cerca era “demasiado emocionante”.

Carlos Hernández, de 15 años, y Julen Fernández, de 16, coincidieron en que no se lavarían la mano que Casillas les estrechó.

"Es una recontra emoción, aunque yo me lo imaginaba más alto", dijo con cierta picardía, Fernández.

Pero, nadie se sintió más emocionado que Enmanuel Pose, un fan de 20 años con problemas de audición.

Obviamente conmovido, Pose dió a Casillas un retrato que había pintado y Casillas correspondió dándole una camiseta autografiada y autografiando también la camiseta del Real Madrid que Pose, fan de dicho equipo, llevaba puesta.

Casillas elogió la dedicación, el talento artístico y la disciplina de Pose, las cuales prueban que los sueños se pueden lograr a través de la dedicación.

“Yo he alcanzado mi sueño, trabajando duro”, dijo Casillas. “Y si yo puedo, cualquier chaval puede, pero tiene que trabajar y duro”.

¿Le gusta este artículo?

0

Añadir su comentario

Encuesta
¿Considera al crimen organizado una amenaza a la estabilidad de su país?
Ver resultados