¿Quiere que el español sea el idioma predeterminado para este sitio?
2011-09-01

Hanna Gabriel apunta al Supercampeonato

Por Alonso Solano para Infosurhoy.com—01/09/2011

La boxeadora costarricense encuentra nuevos objetivos para su carrera, dentro y fuera del ring.

TAMAÑO DEL TEXTO
La costarricense Hanna Gabriel es la Campeona Juvenil Femenina de Peso Mediano de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). No ha sido derrotada en 13 peleas profesionales, con 12 victorias y un empate. (Cortesía de Hanna Gabriel)

La costarricense Hanna Gabriel es la Campeona Juvenil Femenina de Peso Mediano de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). No ha sido derrotada en 13 peleas profesionales, con 12 victorias y un empate. (Cortesía de Hanna Gabriel)

SAN JOSÉ, Costa Rica - La boxeadora costarricense Hanna Gabriel está buscando defender su título como Campeona Juvenil Femenina de Peso Mediano de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) al menos una vez más este año, antes de ascender al supercampeonato en su categoría de peso.

Gabriel, de 28 años, ganó el cinturón en la categoría de 70 kilos el 29 de mayo de 2010, luego de derrotar a la boxeadora Dominicana Gardy Peña en Bayamón, Puerto Rico.

Ha defendido su título en dos ocasiones, derrotando a Melisenda Pérez, en Uruguay, el 9 de enero de 2011, y en marzo pasado, cuando derrotó a Pérez frente a 15.000 espectadores en el Estadio Nacional de Costa Rica.

"Ya he recibido ofertas para peleas en Alemania, pero eso no es para ayudarnos: quieren romper nuestro récord de victorias consecutivas”, dijo Ezequiel Obando, entrenador de Gabriel desde 2007. “Primero necesitamos más experiencia. Cuando vayamos a Europa, tenemos que estar seguros. Si Hanna pierde, su valor disminuye. Esto es un negocio. El boxeo profesional se trata de dinero y no podemos exponerla de forma innecesaria."

Sin embargo, no es solamente en el ring que Gabriel ha demostrado su espíritu atlético. Antes de colocarse sus primeros guantes de boxeo, pasó los nueve años anteriores como corredora y atleta de pista y campo, obteniendo varios récords y ganando evento tras evento a través de Centroamérica.

"Comencé a competir con el equipo de Belén cuando tenía nueve años y participé en siete competencias nacionales, donde fui reconocida como la mejor atleta de la competencia, la más completa", dijo. "Eso me permitió tomar parte en competencias en Centroamérica, donde mi entrenador me hizo participar en todos los eventos que fuera posible.”

Sin embargo, una lesión en la espalda la obligó a cambiar de deporte.

Fue allí que apareció el boxeo.

Después de todo, era la opción lógica, teniendo en cuenta que su padre, Leslie Gabriel Binns, fue un boxeador que luego comenzó a trabajar para la refinería estatal costarricense (RECOPE), hasta que renunció para dedicarse a una carrera como cantante.

Esa decisión obligó a Gabriel a poner en espera de forma temporal sus aspiraciones de ganar un título de boxeo, ya que la pérdida de ingresos de su padre dejó a la familia en una condición económica precaria.

Necesitaban que alguien los ayudara.

Esa fue Gabriel. Se mudó a Estados Unidos a la edad de 18 años y consiguió trabajo en un salón de belleza y las remesas que enviaba a su familia les permitieron salvar su hogar, a punto de ser rematado.

“Mis padres tenían problemas económicos”, contó Gabriel. "Tuvieron que declararse en quiebra e iban a perder su casa. Mi madre estaba desempleada. Así que me fui a Estados Unidos y trabajé en un salón de belleza para salvar nuestro hogar."

Gabriel volvió a Centroamérica un año más tarde.

“En nuestra familia comíamos sólo arroz y frijoles y, a veces, algo de carne. Cuando llegué a Estados Unidos y vi que los Doritos y las hamburguesas eran tan baratos no podía creerlo", relató Gabriel con una sonrisa en el rostro.

Binns, cuya carrera de boxeo terminó cuando su esposa, Yolanda Valle, quedó embarazada de Hanna, en 1983, tenía un mensaje claro para su hija: debía bajar de peso.

Comenzó a practicar boxeo y golpe tras golpe logró ponerse en forma.

Tres años más tarde, se había transformado en una esbelta y efectiva máquina de pelear.

“Tan pronto como sintió el golpe de adrenalina que le producía el entrenamiento, se dio cuenta de que el boxeo era lo suyo", dijo Binns, que entrena boxeadores de divisiones inferiores.

A los 24 años, Gabriel tuvo su debut profesional y necesitó sólo tres rounds para enviar a la lona a la nicaragüense Xochilet Aoska Herrera.

Cuatro años más tarde, es la campeona mundial juvenil de peso mediano, con 13 peleas consecutivas sin derrotas, con un récord de 12 victorias y un empate.

Gabriel se ha transformado en un modelo a seguir en toda Costa Rica, no sólo por sus victorias en el ring, sino por su deseo de ayudar a los niños y transformarse en un símbolo de orgullo y fortaleza para las mujeres que han sufrido abusos físicos y psicológicos a manos de sus parejas.

"Hanna es verdaderamente auténtica”, dijo el analista de boxeo Lázaro Malvarez. “No tiene que fingir. Es agradable, atractiva, sincera y segura de sí misma en un país que necesita héroes deportivos. Es la heroína de la gente.”

Pero Gabriel no quiere dedicarse al boxeo para siempre.

"Luego de que obtenga mi título como fisioterapeuta”, contó, “me concentraré en programas sociales que ayuden a niños y atletas necesitados de apoyo.”

¿Le gusta este artículo?

0

Añadir su comentario

1 Comentario

  1. Guilermo Alfaro A 09/01/2011

    HANNIA GABRIEL APARTE DE SER GUAPA,ES UNA LINDA MUJER CON LINDOS PRINCIPIOS,ES UNA HIJA AGRADECIDA CON SUS PADRES,

Encuesta
¿Considera al crimen organizado una amenaza a la estabilidad de su país?
Ver resultados